Negociaciones de los ministros de Exteriores de Europa sobre Ucrania y la seguridad de energía

57

Fuentes europeas han anunciado que la seguridad de la energía de la Unión Europea (UE) y los cambios de Ucrania son puntos importantes de las negociaciones de los ministros de exteriores de los países europeos que iniciaron el jueves 21 de marzo en Eslovaquia.

Esta cumbre se celebró con presencia de los ministros de Exteriores de Eslovaquia, La República Checa, Polonia, Hungría, Lituania, Estonia, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Noruega e Islandia.

El ministro de asuntos exteriores de Eslovaquia, Miroslav Lajcak anunció que estos países europeos se encuentran en el ala oriental de La OTAN y la Unión Europea y por eso, tienen múltiples objetivos comunes. Añadió así mismo, que esta cumbre será no oficial. Anteriormente, se celebraron 2 reuniones en Polonia y Estonia.

Está previsto que los ministros de exteriores de los países participantes en dicha cumbre estudien la actuación de sus países en relación con un programa basado en la participación oriental concordante y dialoguen sobre diferentes asuntos como el terrorismo internacional y anuncien su disposición para la celebración de la próxima cumbre de la OTAN en Riga.

Parece que la preocupación en aumento de los países del este de Europa por la intensificación de las tensiones en esta región entre Rusia y La OTAN, ha provocado que las autoridades de la política extranjera de estos países al celebrar unas reuniones no oficiales, se esfuercen por la descripción de su situación y el aumento de las concordancias existentes.

Es natural que uno de los asuntos importantes al respecto, sea negociar sobre la actual situación de la crisis de Ucrania. De hecho, a pesar de la firma y ejecución del acuerdo del 12 de febrero en Minsk, entre los líderes del Grupo Normandi integrado por Rusia, Ucrania, Francia y Alemania, uno de sus más importantes ejes es la ejecución completa de la tregua en el este de Ucrania, pero aun la situación de esta región es insegura.

Mientras tanto, el proceso de las relaciones actuales entre Rusia y el occidente así mismo, entre Rusia y Ucrania es negativo y ambas partes se aprovechan claramente de los instrumentos de la amenaza y presión.

A este respecto, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov habló claramente el jueves del derecho de Rusia en el establecimiento de armas nucleares en la península de Crimea y por otra parte, los occidentales insistieron en la intensificación de los embargos contra este país y en este sentido, EE.UU. con la colaboración de la OTAN, ha iniciado una maniobra conjunta en el ámbito del Báltico.

Mientras tanto, Lituania, Letonia y Estonia como 3 países del entorno del Báltico, insisten en la presencia de las fuerzas y los artefactos bélicos de la OTAN en esta región y claramente critican las políticas de Moscú ante la crisis de Ucrania.
De hecho, el caso de la seguridad de la energía tiene mucha importancia para los países del este de Europa; porque estos países más que cualquier otro país europeo depende del gas de Rusia y por eso, el aumento del conflicto entre Rusia y Ucrania por la exportación de gas al suelo ucraniano y el tránsito de gas ruso a la Unión Europea, han provocado su preocupación por garantizar la continuación de la recepción de gas por parte de los rusos.