Erdogan considera el atentado de Ankara como intento de dividir Turquía

2

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, condena enérgicamente el último atentado terrorista cometido en Ankara (capital), y asegura que tales ataques tienen como objetivo la integridad del país.

“Los ataques terroristas, que pretenden atacar la integridad de Turquía y la unidad y solidaridad de nuestro pueblo, no reducen nuestra determinación de combatir el terrorismo, sino que la estimularán”, ha proclamado este domingo el jefe del Estado turco.

De acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio tuco de Salud, 34 personas han perdido la vida y otras 125 más han resultado heridas a raíz de una potente explosión cerca de un parque del centro de la capital turca. La policía ha abierto investigaciones para identificar el origen del acto violento.

Se trata de la segunda acción mortal perpetrada en la capital turca desde el inicio del año 2016. En febrero, al menos 28 personas perecieron a causa de una explosión de un coche bomba acaecida cerca de viviendas militares en Ankara.

El mandatario turco ha afirmado que tras “el ataque repugnante” de hoy, su Administración nunca abandonará su derecho a la autodefensa ante todos los tipos de amenazas terroristas que ponen en riesgo la vida de los ciudadanos.

Asimismo, ha achacado los últimos ataques sufridos en el país a la inestabilidad en la región, subrayando que la lucha antiterrorista “concluirá exitosamente”, tal y como ha recogido la agencia estatal turca de noticias Anatolia.

“Las organizaciones terroristas y sus peones están atacando a nuestros ciudadanos inocentes de la forma más inmoral y cruel, mientras pierden la lucha ante nuestras fuerzas de seguridad”, ha dicho en una clara alusión a los enfrentamientos con los combatientes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Estas afirmaciones del presidente tuco coinciden con varios informes por parte de las fuentes de seguridad del país que ya han señalado como responsables del ataque a los milicianos del PKK o un grupo vinculado con esta organización, considerada “terrorista” por Ankara.

“Soldados, policías y milicianos de pueblo (…) Todas nuestras fuerzas de seguridad seguirán luchando, arriesgando su vida, contra las organizaciones terroristas”, ha concluido Erdogan, en referencia a los choques desencadenados desde de diciembre de 2015 en las regiones surorientales de país, en su mayoría de población kurda.

Turquía pide armas a Israel como parte de normalización de lazos

0

Turquía envió un representante a los territorios ocupados palestinos a fin de que este aborde el suministro de armas fabricadas por el régimen israelí como condición para que Ankara normalice sus relaciones con Israel.

De acuerdo con la información publicada el miércoles por el diario kuwaití Al-Jarida, el ministro turco de Defensa, Ismet Yilmaz, envió el martes a un representante especial para que se reúna con miembros del ámbito de la seguridad del régimen israelí con la meta de negociar los términos financieros relativos a la venta de armas.

El Gobierno turco dejó en claro que la compra de armas, incluida la compra de vehículos aéreos no tripulados (drones), forma parte de un acuerdo marco más amplio en el que las dos partes planean normalizar las relaciones.

Según reveló el diario árabe, el régimen israelí aun tiene que responder a la solicitud de Turquía, pues está a la espera de ver si Ankara seguirá comprometida en el cumplimiento de los acuerdos previos para la compra de gas al régimen de Israel.

Las relaciones entre Turquía y el régimen israelí se deterioraron en mayo de 2010, cuando murieron diez activistas turcos tras la agresión israelí al buque de ayuda humanitaria Mavi Marmara que trataba de romper un bloqueo a la Franja de Gaza.

Una fuente israelí ya había informado en diciembre de 2015, bajo condición de anonimato, que Turquía y el régimen de Israel habían llegado a un principio de acuerdo para normalizar sus lazos diplomáticos.

El Gobierno turco contempla retomar sus lazos con el régimen israelí a pesar de que los familiares de las víctimas del Mavi Marmara hayan expresado su indignación ante el hecho de que el Gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, priorice el tema de la indemnización en sus diálogos, ignorando así “la razón de la partida” de sus seres queridos en el buque humanitario hacia Gaza.

Por otra parte, Erdogan afirmó a principios del mes de enero de este año en curso que Israel y Turquía se necesitan mutuamente en Oriente Medio, por lo que, a su juicio, deben impulsar sus relaciones.

Informe ruso sobre la ayuda turca al EIIL

5

Según informes, representantes del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), con ayuda de los servicios de inteligencia de Turquía, han establecido en Antalya una amplia red para reclutar a personas que han llegado a Turquía desde Estados de la antigua Unión Soviética, con el fin de facilitar su participación en el conflicto sirio y el posible traslado a la Federación de Rusia.

El grupo de reclutadores está constituido por las siguientes personas:

Abdullah, ciudadano de Kirguistán;
Azmet, oriundo de Adygea;
Elnar, oriundo de Tatarstán;
Ilyas, ciudadano de la Federación de Rusia;
Adil Alievan, ciudadano de Azerbaiyán; y
Nizam, oriundo de Karacháyevo-Cherkesia.

Está bajo el mando de un ciudadano de la Federación de Rusia, Ruslan Rastyamovich Khaibullov (conocido también como Baris Abdul o por el seudónimo “El Maestro”), nacido el 1º de abril de 1978 en Tatarstán. Vive con su familia en Antalya y tiene un permiso de residencia permanente en Turquía…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/257294-informe-ruso-sobre-la-ayuda-turca-al-eiil

TURQUIA EN SU LABERINTO, PARTE II

7

Turquía es un país que no está dispuesto a aceptar la eliminación del grupo terrorista EIIL – Daesh en árabe – pues esta banda terrorista se ha convertido en punta de lanza de los intereses políticos y económicos del gobierno de Ankara en la zona, convencidos que seguir apoyando el terror takfirí, tanto en Siria como en Irak, fortalecerán sus papel regional.

DOBLE IDENTIDAD

Turquía, desde su nacimiento como Estado Moderno, tras el fin del Imperio Otomano, ha transitado por una contradicción interna, que se asimila a un personaje con doble personalidad, al estilo del clásico texto de Robert Louis Stevenson “El Extraño caso del Dr. Jekyll and Mr Hyde” donde se presenta, al menos desde el discurso, una Turquía moderna, decidida a enfrentar los retos del futuro e implicarse de lleno en las soluciones de su región. Pero, al mismo tiempo, desarrolla una política de agresión contra sus vecinos, bajo los dictados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte – OTAN – alianza con grupos terroristas y fuerte represión a la oposición política y a pueblos como el kurdo, que representa el 20% de su población…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/256426-turquia-en-su-laberinto-parte-ii

Irak advierte a Turquía

11

IRIB – En reacción a la persistencia de la presencia de las tropas turcas en el territorio iraquí, el ministro de Exteriores de Irak, Ibrahim al-Yafari, amenazó a Ankara con utilizar la opción militar.

Yafari dijo al respecto que aceptar la violación de la soberanía del país mesopotámico, significaría el reconocimiento de la presencia de las fuerzas turcas en el territorio iraquí, y que el Gobierno de Bagdad no solo no acepta tal insulto, sino que pide la retirada rápida y completa de los uniformados turcos.

Desde el principio, Irak consideró la agresión de las fuerzas turcas como una violación de la buena vecindad y pidió a Turquía que abandonara de inmediato su territorio y pusiera fin a ese juego peligroso.

El Ejército turco entró en diciembre pasado en Mosul, en la provincia de Nínive, al norte de Irak, bajo pretexto de entrenar a las fuerzas peshmerga kurdas iraquíes.

Hasta la fecha, Bagdad ha mantenido el autocontrol y ha condenado esa acción ilegal pidiendo a Turquía que ponga fin a su política militarista en la región e Irak y ha preferido encontrar, a través de la comunidad internacional, una solución para acabar con la ocupación de su territorio.

Las condenas a la presencia de las tropas turcas en el suelo iraquí por parte de la Liga Árabe y el Consejo de Seguridad de la ONU también indica el rechazo global a esa política ocupacionista del Ejecutivo turco.

Pese a la advertencia explícita de los líderes de Irak a Turquía para retirar a sus soldados y respetar la integridad territorial del país árabe, el Gobierno de Ankara insiste en no sacarlos.

Con anterioridad y en las pasadas décadas, los entonces Gobiernos turcos soñaban con anexar Mosul a su territorio y dominar las zonas petrolíferas de esa región y de Kirkuk, y ahora parece ser que la lucha contra el grupo Daesh se ha convertido en un pretexto para que Turquía se esfuerce en este sentido.

La tensión en las relaciones Bagdad-Ankara, que en los últimos años se había intensificado debido a la cooperación unilateral de Turquía con la región del Kurdistán iraquí para vender el petróleo de la misma en los mercados mundiales, así como los bombardeos a las áreas del norte de Irak bajo pretexto de aniquilar al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), ahora ha llegado a su punto álgido con la ocupación del suelo iraquí.

La independencia de Irak está amenazada no solo por parte de los terroristas takfiríes, sino también por los actores regionales y extranjeros. El grupo terrorista Daesh mantiene ocupadas algunas zonas de Irak desde junio de 2014 y en la ocupación de Mosul y algunas otras partes del país, ha disfrutado del apoyo abierto de Turquía, Arabia Saudí, Catar, EE.UU. e Israel.

Bajo tales condiciones, Turquía ha agredido al norte de Irak bajo excusa de combatir a Daesh, justificando así la ocupación del suelo de su vecino.

El expansionismo de Turquía en Irak y la presencia de los militares turcos en territorio iraquí, son un claro ejemplo de una agresión que no es acorde con la legislación internacional y el principio de la buena vecindad.

33.000 firmas piden considerar a Turquía patrocinador de Daesh

2

Una petición colocada en el portal Web de la Casa Blanca para incluir a Turquía en la lista de países patrocinadores del terrorismo ha recibido más de 33 mil firmas.

“Después del derribo de un caza ruso que atacaba posiciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), es un hecho innegable que el presidente (turco) Recep Tayyip Erdogan apoya al terrorismo en Siria”, indica el texto de la petición.

Turquía derribó el pasado 24 de noviembre, cerca de la frontera turco-siria, un bombardero ruso Sujoi Su-24 que retornaba a su base tras bombardear posiciones terroristas.

Rusia endurece sus medidas punitivas contra Turquía

5

IRIB – El viceprimer ministro ruso, Arkady Dvorkovich, informó que el premier Dimitri Medvedev había tomado nuevas medidas punitivas contra Turquía, por el derribo de un caza ruso por parte de las fuerzas turcas.

Las nuevas sanciones se pondrán en vigor desde el primero de enero de 2016 e incluyen la prohibición a la importación de todos los productos agrícolas, materias primas y alimenticias, la anulación de la exención de visas para ciudadanos turcos y la prohibición de contratar a los mismos en Rusia.

Aun así, Dvorkovich aseguró que Moscú no planea romper completamente sus vínculos con Ankara.

El derribo de un avión de combate ruso Sujoi 24 por parte de la fuerza aérea turca, el pasado 24 de noviembre, provocó una tensión inédita entre ambos países, en la que el presidente ruso, Vladimir Putin, adoptó ciertas medidas punitivas, incluido embargo económico, para responder a ese acto de Turquía.

Putin firmó el 28 de noviembre la ley de sanciones a Turquía, que prohíbe temporalmente la importación de ciertos artículos desde el país euroasiático. Solo bienes para uso personal quedan fuera de estas penalizaciones.

Según la nueva ley, las empresas turísticas están obligadas a no enviar turistas rusos a Turquía, además de que empleadores rusos no podrá reclutar a ciudadanos turnos a partir del próximo primero de enero.

Asimismo, el Gobierno ruso tiene obligación de endurecer el control de los medios de transporte turcos a fin de garantizar la seguridad pública de Rusia.

El decreto firmado por Putin incluye también embargo a importación de bienes desde Turquía, y prohibición a actividad de empresas turcas en Rusia y de ciudadanos turcos en las empresas rusas. El decreto también ordena poner fin a vuelos chárter entre ambos países.

Además, Putin ordenó cortar la cooperación con Ankara en lo penal, lo criminal y lo comercial. Según la decisión del Gobierno ruso, Rusia se retira del acuerdo de cooperación gubernamental con Turquía, fechada el 15 de diciembre de 1997, sobre la colaboración judicial.

De acuerdo con un sondeo realizado por el centro Levada, el 56% de los rusos culpa a los dirigentes turcos del derribo del avión de combate ruso.

Para mejorar y normalizar las relaciones con Ankara, Moscú ha puesto algunas condiciones como que Turquía pida disculpas.

Según dijo el embajador de Rusia en Turquía, Andréi Karlov, al diario turco Cumhuriyet, pedir disculpas, identificar y castigar a los autores del derribo del caza ruso y pagar indemnización, son las tres condiciones del Kremlin para perdonar a Ankara.

A su vez, la presidenta del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia, Valentina Matvienko, declaró recientemente que para restablecer la cooperación con Moscú, Ankara debe pedir disculpas por haber abatido al avión ruso.