Egipto desatiende las protestas contra las sentencias judiciales injustas

7

IRIB-La corte penal de Egipto ha iniciado un nuevo juicio al depuesto presidente de este país Mohamad Mursi, mientras continúan las protestas internas y externas por una reciente sentencia de muerte contra el derrocado mandatario.

La Corte Penal de El Cairo en la Academia de Policía dio inicio el domingo las sesiones sobre el caso de espionaje a Catar en el que están acusados Mursi y otras diez personas.

Mohamed Sherin Fahmi es el juez que dirige las investigaciones. El juicio se lleva a cabo mientras que otra corte egipcia condenó el pasado 16 de mayo a Mursi y otros 105 miembros del movimiento de los Hermanos Musulmanes (HHMM) a pena de muerte bajo la acusación de organizar el ataque contra una cárcel y la huida de miles de presos en 2011.

Aún continúan las reacciones dentro y fuera de Egipto por el fallo judicial del 16 de mayo. Decenas de franceses, portando imágenes de Mursi, se reunieron el domingo en París, capital francesa, a petición de la Coalición Nacional de Apoyar a la Legalidad en Egipto para condenaron la sentencia de muerte contra el depuesto presidente y otras autoridades de los HHMM.

Los manifestantes solicitaron al presidente francés a tomar medidas en reacción a la sentencia contra Mursi.

Un grupo de los marroquíes se congregó frente a la Embajada de Egipto en Rabat y solicitó la salida del embajador egipcio de su país. Con fecha anterior, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, se había preocupado por la sentencia contra Mursi, mientras que la Unión Europea (UE) la calificó de hostil.

130 parlamentarios de Argelia criticaron la pena de muerte contra Mursi y los miembros de HHMM y solicitaron el juicio internacional contra el presidente egipcio, Abdel Fateh al-Sisi.

Los ciudadanos egipcios, residente dentro y fuera del país, continúan con sus protestas contra dicho fallo.

Las minorías egipcias residentes en Nueva York, ciudad estadounidense, se reunieron frente al Consulado de este país para condenar las sentencias de muerte contra los líderes de HHMM.

Un tribunal egipcio sentenció el pasado 16 de mayo a pena de muerte Mursi, derrocado el 3 de julio de 2013, por un golpe militar que orquestó el actual mandatario.

Desde el derrocamiento de Mursi, las autoridades han reprimido violentamente a los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes, agrupación a la que pertenece al depuesto mandatario y que fue declarada “organización terrorista”.

Anuncios

Aumentan críticas a los abusos de derechos humanos en Egipto

16

Los fallos injustos emitidos por la judicatura egipcia contra los líderes y miembros de los Hermanos Musulmanes (HHMM) así como la conducta violenta del Gobierno para con los opositores, han sido objeto de críticas de los medios locales e internacionales.
El Tribunal Penal de El Cairo sentenció el martes a Muhamed Morsi y a otros 20 líderes de los HHMM a 20 años de prisión.

En el marco de la estrategia de represión de los opositores, el Gobierno remitió el jueves el caso de 231 de los mismos en la provincia de Menia al tribunal militar. En tanto, una corte egipcia condenó a 21 opositores a 15 años de cárcel, acusados de incitar a revuelta en dicha provincia.

Se dice que más de 15 mil adeptos de Morsi y de los HHMM se encuentran encarcelados en Egipto y que las fuerzas de seguridad egipcias han matado a cientos de manifestantes que protestaban por la destitución de Morsi.

Estas sentencias injustas han sido criticadas por los círculos internos y extranjeros.

El Movimiento 6 de Abril emitió el jueves un comunicado en el que anunció la existencia de numerosos informes elaborados por las organizaciones defensoras de los derechos humanos sobre la violación de los derechos de los detenidos por parte de las fuerzas de seguridad egipcias, y las torturas y matanzas en los centros de detención del país.

La nota pide a todas las organizaciones responsables, particularmente el Consejo Nacional de Derechos Humanos de Egipto, que dimitan, por negligencia a la hora de cumplir con sus deberes en apoyo a los detenidos.

Asimismo, Washington Post publicó el pasado 31 de marzo un artículo titulado “El Estado de Derecho no tiene sentido en Egipto” señalando que la judicatura local no es imparcial y emite fallos contrarios a la justicia. El rotativo estadounidense añadió que la ley de manifestaciones que restringe las libertades de los ciudadanos egipcios, ha sido impuesta a los mismos.

Igualmente, la Cancillería de Turquía emitió un comunicado para expresar su preocupación por la sentencia dictada contra el destituido presidente egipcio, Muhamed Morsi.

A su vez, la ONU calificó los fallos emitidos por una corte egipcia como inéditos en la historia contemporánea. De igual modo, las organizaciones internacionales de derechos humanos consideraron que el régimen de Abdel Fattah al-Sisi, es más represor que el de Hosni Mubarak.

Lo que llama la atención es que los atropellos a los derechos humanos por parte del Gobierno egipcio son apoyados por ciertos Gobiernos árabes.

Al respecto, el gobernador del Banco Central egipcio, Hisham Ramez, dio a conocer el jueves que Arabia Saudí, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos han otorgado, cada uno, 2 mil millones de dólares en préstamos a El Cairo, con tasas de interés de 2.5% y una duración de reembolso de 3 a 5 años.

Los tres citados países, que fueron los primeros en apoyar el golpe contra el Gobierno constitucional de Morsi, ya anteriormente habían otorgado al Gobierno interino un total de 12 mil millones de dólares.

Egipto intensifica emisión de sentencias opresoras

3

IRIB- Los acontecimientos de Egipto dan a conocer el aumento de la emisión de las sentencias opresoras de la Justicia egipcia contra los opositores del país; de modo que estas sentencias se han convertido en un medio para aplicar la agresión de los gobernadores del país en contra de los opositores, con el fin de acallar cualquier protesta.

La Corte Penal egipcia ha condenado a 20 años de cárcel al expresidente del país, Mohamad Mursi, en un caso de “incitación a la masacre de los manifestantes”.

Este caso, es el primer dossier del ex presidente egipcio de un total de 5; y Mursi tiene derecho a apelar la sentencia impuesta por la Corte Penal egipcia. Cabe destacar que esta sentencia es la primera emitida tras la deposición de Mursi en el julio de 2013 y está previsto que el 16 de mayo del año en curso se lleve a cabo la cumbre de la lectura de la sentencia de otros dos de sus dossiers.

Mursi que fue el primer presidente egipcio elegido por el voto de los ciudadanos en unas elecciones libres y democráticas, después de un año de gobierno fue derrotado por un golpe de estado.

Hasta el momento, cientos de seguidores de Mursi han sido condenados a muerte en dossiers colectivos. Por su parte la Organización de las Naciones Unidas ha considerado como “sin precedentes” en la historia contemporánea egipcia, la emisión de estas sentencias.

Mientras Mursi y sus seguidores reciben graves condenas y están encarcelados, recientemente el ex dictador del país, Husni Mobarak y sus hijos han sido absueltos de todos sus crímenes.

En realidad, los ejecutores de este proceso buscan detener la revolución del pueblo egipcio; entonces, el gobierno y la justicia egipcia pretenden reprimir y eliminar a los miembros de los Hermanos Musulmanes (HHMM).

Durante este periodo, 22 mil activistas políticos han sido detenidos por el Ejército y las fuerzas de seguridad de Egipto y casi 200 personas han sido condenadas a muerte.

La intensificación de los actos violentos y las opresoras sentencias en esta nación contra los opositores políticos y su condena colectiva, han causado la preocupación de la opinión pública.

Además los activistas políticos de Egipto consideran que los militares gobernantes en el país, mediante la celebración de unas elecciones teatrales que causaron la presidencia de Abdel Fatah al-Sisi, una de las autoridades militares egipcias, en el mayo de 2014, solo buscaban dar legitimidad a su golpe de estado.

La actuación exclusiva de los militares en la política del país, el ambiente cerrado político y la represión de los activistas políticos, muestran un imagen ambiguo de la actuación de al-Sisi que desde hace meses asume la presidencia del país y ha prometido llevarlo a un proceso democrático. Sin embargo, de acuerdo con las afirmaciones de sus opositores, el resultado de la actuación de al-Sisi no ha sido más que la intensificación de la condena de los activistas políticos, la formación de un gobierno policial y opresor y llevar al país al camino de la intensificación de las crisis.

Pese a que en las anteriores elecciones presidenciales del mes de mayo, el alto funcionario militar egipcio fue elegido oficialmente como el presidente del país, los seguidores de los HHMM y un gran número de los ciudadanos egipcios, aún consideran a Mursi como el presidente legítimo del país y protestan en su apoyo.

La continuación de las protestas del pueblo egipcio dan a conocer que las actuales autoridades del país, ni siquiera a través de la emisión de sentencias opresoras, ni la creación de terror en la sociedad han conseguido legitimar la deposición de Mursi.

¿Merece Mubarak la absolución? + Audio

24

IRIB- El Tribunal Penal de El Cairo desestimó el sábado todos los cargos que pesaban en contra del exdictador del país, Hosni Mubarak, sus dos hijos y siete responsables de las fuerzas de seguridad, incluso, su papel en la sangrienta represión de la revuelta de 2011 que causó su caída…

http://spanish.irib.ir/component/k2/item/221570-%C2%BFmerece-mubarak-la-absoluci%C3%B3n