Políticos israelíes, contra Netanyahu

8

IRIB – Las políticas extremistas y provocadoras del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, también han motivado la protesta de sus camaradas y exmiembros de su gabinete.

Tzipi Livni, que era miembro del partido derechista Likud, ahora critica las políticas de Netanyahu, líder del mismo partido, y pide su revisión.

Livni dijo que el único logro de Netanyahu durante los años de su mandato como primer ministro, ha sido sembrar la semilla del miedo y odio en la sociedad israelí.

Livni, exministra de Exteriores y de Justicia del régimen sionista, y ahora diputada del Parlamento israelí o Knesset, dijo dirigiéndose a Netanyahu que ha llegado el tiempo para que este último se comporte como un primer ministro.

El diario israelí Yediot Aharanot publicó al respecto que “Netanyahu elude sus responsabilidades e incita a la violencia provocando a la sociedad contra los palestinos”.

Netanyahu pidió el viernes pasado a los colonos judíos que se enfrenten con los palestinos y ordenó al Ejército israelí atacar las casas y ciudades palestinas.

Livni dijo en respuesta a los pronunciamientos de Netanyahu que la persona del premier es responsable de esta situación.

En la mañana del domingo, el jefe del Gobierno israelí ordenó a la policía atacar otra vez las localidades y aldeas de población árabe de la Palestina Ocupada, bajo pretexto de arrestar al autor de la operación del viernes de Tel Aviv.

En reacción a estas condiciones, Avigdor Lieberman, exministro de Exteriores y líder del partido de extrema derecha “Israel Beitenu” (“Israel nuestra casa”), criticó duramente al Gobierno de Netanyahu al denunciar que sus políticas dieron lugar a la operación antisionista de los palestinos, la cual se ha extendido al centro de Tel Aviv.

En una entrevista concedida al periódico Yediot Aharanot, Lieberman dijo que las políticas del Ejecutivo de Netanyahu han instigado a los palestinos a llevar a cabo operaciones anti-israelíes.

La policía israelí ha desplegado a miles de sus efectivos en distintas ciudades de los Territorios Ocupados Palestinos.

El alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, ha anunciado extremas medidas de seguridad en esta ciudad, en el marco de las cuales las fuerzas militares han sido instaladas, sobre todo alrededor de las escuelas y centros educativos.

Tras la operación del viernes de Tel Aviv, el Ejército israelí ha puesto en alerta a sus tropas y ha declarado estado de excepción en esta ciudad.

Los palestinos realizaron esta operación en respuesta a las políticas de matanza de Israel en la Intifada de Al Quds y a las políticas expansionistas del gabinete de Netanyahu en Al Quds (Jerusalén Este) y Cisjordania.

Netanyahu continúa con sus alegaciones contra Irán

0

IRIB- El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en su viaje a los Estados Unidos, ha mantenido una reunión con el presidente Barack Obama, donde acusó a Irán de apoyar el terrorismo.

Así mismo, añadió que ambos líderes mantienen divergencias sobre el acuerdo nuclear con Irán logrado en julio de 2015, pero el acuerdo ya ha sido firmado y ahora hay que concentrar esfuerzos para impedir su violación.

La ironía es que además de expresar su preocupación al respecto, Netanyahu como un pionero en el terrorismo, ha acusado al país persa de crear redes terroristas en dos hemisferios.

Ciertamente, el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), es un acuerdo significativo en muchos aspectos. Sin embargo, desde el principio, el premier israelí ha tratado de mostrar al mundo que el consenso nuclear firmado entre Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), es un pacto peligroso.

Aunque este comportamiento debe ser evaluado en el marco de las políticas demagógicas de Israel, esto es sólo un aspecto del problema, dicha política es de importancia estratégica para Netanyahu.

Netanyahu continúa sus alegaciones antiranies, ya que, en primer lugar, está preocupado por el aumento de las presiones internacionales contra el régimen de Tel Aviv como el único poseedor de armas nucleares en el Oriente Medio y que hasta ahora no ha firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT). En otras palabras, el temor que se siente por el aumento de las presiones para aplicar el plan titulado un Oriente Medio libre de armas nucleares, rechazado tanto por Washington como Tel Aviv, le ha obligado a continuar sus alegaciones antiranies.

En segundo lugar, el premier sionista, continúa esta política con el fin de seguir sus actos de chantaje contra EE.UU. Netanyahu, en reiteradas ocasiones ha expresado su preocupación sobre los programas nucleares del país persa, pero su inquietud está relacionada con las cuestiones que deben ser respondidas por él mismo y no por Irán. Así que, las autoridades israelíes al argumentar que la aplicación del consenso nuclear sería costosa y le coloca al régimen sionista en una posición muy difícil, y de este modo pide a Washington a aumentar sus ayudas destinadas a Tel Aviv. Una de dichas demandas es el aumento de la ayuda militar que le proporciona Washington de tres a cinco mil millones de dólares anuales.

La Casa Blanca, sin embargo, no tiene otro remedio que aceptar dichas demandas, debido a sus objetivos estratégicos en Asia occidental los cuales dependen de la supervivencia del régimen sionista.

En tercer lugar, está preocupado por la caída de la hegemonía occidental, en especial de los Estados Unidos. Por otra parte, la resistencia de Irán ante las presiones, amenazas y las sanciones impuestas por Washington y su poder en obligar a los occidentales a aceptar sus derechos principales, es lo que realmente provoca preocupaciones de Netanyahu.

A modo de colofón, el consenso nuclear no es un simple acuerdo sobre la cuestión nuclear sino es un movimiento que afecta a las ecuaciones de poder y la influencia de Estados Unidos e Israel en la región, lo que desafiará las políticas intervencionistas de Washington y Tel Aviv.

Por otra parte, este mismo punto de vista muestra la importancia del grupo terrorista EIIL (Daesh en árabe), ya que es una herramienta en manos de la Casa Blanca y el régimen sionista con el fin de poder conseguir sus objetivos.

Celebran manifestaciones contra Netanyahu en Tel Aviv

2

IRIB-Más de 7 mil israelíes salieron a las calles de Tel Aviv para mostrar su protesta contra las polémicas políticas del primer ministro de este régimen, Benyamin Netanyahu.

En Beit Al-Moqaddas y Haifa los ciudadanos celebraron manifestaciones similares. Según el diario israelí, Yediot Aharonot, miles de israelíes salieron por la noche a las calles para protestar contra las políticas del gabinete de Netanyahu, la crisis económica y social y exigir sus peticiones al gabinete.

La gravedad de la situación económica en los territorios ocupados es resultado de la mala gestión, la corrupción moral y financiera de las autoridades israelíes y la dedicación de la mayor parte del presupuesto a las políticas bélicas y la construcción de los ilegales asentamientos en los territorios ocupados palestinos.

Por esta misma razón, los manifestantes israelíes, portaban pancartas con las imágenes del premier, el dimitido ministro de economía y el responsable de la empresa Delek Group con lemas como “Detengan el robo de gas”.

La semana pasada, el ministro israelí de economía dimitió de su cargo. La oficina del primer ministro, por medio de un comunicado, anunció que el ministro de la economía dimitió a fin de allanar el terreno para la firma de un convenio gasífero de varios miles de millones de dólares con una de las grandes empresas energéticas de los Estados Unidos.

No obstante, los expertos creen que la principal causa de esta renuncia es más allá de las razones y las discrepancias planteadas.

Mientras transcurren más de 9 meses de la vida laboral del gabinete de Netanyahu, se puede considerar las manifestaciones en Tel Aviv y otras ciudades de los territorios ocupados como la más seria protesta contra el gobierno de Netanyahu en comparación con las previas en los últimos meses.

Sobre todo, debido a la presencia y la invasión de la policía israelí, las manifestaciones terminaron en violencia y con la detención de 10 israelíes.

Desde el año 2011 hasta la fecha, las políticas del régimen de Netanyahu han conllevado a este régimen hacia las crisis internas y externas.

Los constantes actos bélicos en la Franja de Gaza y la crisis en Beit Al-Moqaddas, han atraído la atención del mundo hacia los crimines del régimen israelí.

Además, la continuación de las políticas expansionistas del régimen israelí en los territorios ocupados palestinos y la construcción y la extensión de los asentamientos israelíes, ha puesto al mundo contra el régimen de Israel.

La sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) contra el régimen israelí debido a la construcción de asentamientos y el aislamiento político-económico es una parte de la crisis que encara el gabinete de Netanyahu en la década 2010.

En tal condición, la dedicación de la mayor parte del presupuesto de Israel a la compra de armamentos y la construcción de asentamientos, la mayoría vacíos, ha dirigido a la economía israelí hacia la quiebra, pese a todos los apoyos financieros de la Casa Blanca y el Congreso de EEUU.

Es por esta misma razón que en los últimos meses, diferentes partidos israelíes han criticado en reiteradas ocasiones la actitud del gabinete de Netanyahu y hay hipótesis sobre el derrocamiento de Netanyahu por tercera vez.

Netanyahu reconoce su incapacidad ante palestinos

6

IRIB-El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, reconoció la incapacidad de las fuerzas israelíes en reprimir a los palestinos, y afirmó que Tel Aviv se encuentra en situaciones difíciles a la hora de enfrentar las manifestaciones palestinas.

Durante su discurso presentado en el parlamento israelí (Knesset), Netanyahu al reconocer la debilidad de su administración para frustrar las operaciones de suicidas de los palestinos, pidió al presidente palestino, Mahmud Abás, que renuncie al derecho al retorno de los refugiados, reconozca al estado judío y reprima la Intifada de Al-Quds.

También, por la primera vez, admitió que la destrucción de viviendas palestinas, el aumento de la detención administrativa, la imposición de castigos contra palestinos que tiran piedras y el aumento en la presencia militar en Cisjordania y Al-Quds, no han podido frenar la nueva ola de protestas palestinas.

Las tensiones en los territorios ocupados palestinos aumentaron drásticamente tras nuevas incursiones y profanaciones a la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds, que provocaron la ira del pueblo palestino.

El gabinete israelí, al organizar los actos de profanación contra la Explanada de Al-Aqsa, prendió el fuego de la ira de los palestinos en diferentes partes de los territorios palestinos, sin embargo, ahora es incapaz de apagarlo y ha exigido a Mahmud Abás tomar medidas al respecto.

La brutalidad de las fuerzas israelíes contra los palestinos ha contribuido a empeorar la situación hasta el punto de que ya parece inminente que haya una nueva “Intifada” (levantamiento).

En tales circunstancias parece que esta vez Netanyahu ha iniciado una guerra contra toda Palestina, tras la matanza de los gazatíes, y busca completar su rompecabezas al masacrar a los palestinos en Cisjordania y Al-Quds.

Durante las últimas décadas, los funcionarios sionistas han tratado de distorsionar los hechos históricos en la tierra Palestina y, con el fin de lograr su objetivo, han aplicado políticas de genocidio contra la nación inocente palestina.

Por eso, las mezquitas, iglesias y los monumentos históricos en los territorios ocupados siempre han sido blanco de ataques por parte de los israelíes con el fin de eliminarlos. Cabe destacar que el gabinete de Netanyahu que desde el año 2009, ha caído dos veces en crisis, cuenta con el apoyo de los extremistas sionistas y solamente así ha logrado mantenerse en el poder.

Actualmente, el premier israelí, preocupado por el colapso de su gabinete y la disolución del parlamento, ha adoptado una política de represión contra los palestinos, especialmente, debido a que el tercer gabinete de coalición de Netanyahu fue elegido con el mínimo de los votos y se encuentra en una situación muy frágil.

Por otra parte, la firma del tratado de paz, las masacres, los encarcelamientos y torturas, la construcción de los asentamientos y el muro de separación, es el resultado de más de 20 años de negociaciones entre los palestinos e israelíes.

El gobierno de Netanyahu, al detener el proceso de las negociaciones con los palestinos, es el único responsable de la violencia y el radicalismo en los territorios ocupados de Palestina.

Netanyahu retrocede en su aventurismo por la mezquita Al-Aqsa

7

IRIB-Tras unas semanas de disturbios en la ocupada Cisjordania y Al-Quds, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, prohibió la entrada de los ministros y los miembros del parlamento israelí a la mezquita Al-Aqsa.

En esta clara retirada, el premier del régimen israelí aprobó la decisión del consejo de seguridad nacional de Israel basado en la prohibición de la entrada de los ministros del gabinete y los miembros del parlamento a los patios de la mezquita. En este sentido, el diario israelí Yediot Aharonot escribió que Netanyahu aprobó la decisión del presidente del Consejo de Seguridad Nacional a fin de evitar la continuación de las tensiones. Con fecha anterior, los líderes políticos del régimen israelí y del partido opositor al premier han considerado como acto provocativo y peligroso la entrada de las autoridades gubernamentales y parlamentarias a la mezquita Al-Aqsa, afirmando que las llamas de este fuego se propagaran hasta Israel. La invasión de los sionistas radicales a la Mezquita Al-Aqsa, acompañados con los ministros y los representantes del parlamento encendió las llamas de disturbio en Al-Quds y Al-Aqsa, al punto que los militares y el ejército israelí aun no consiguen apagarlas. Esta vez, en un complot organizado, el Ejército y la policía israelíes cerraron todas las 12 puertas de la mezquita hacia los palestinos a fin de allanar el terreno para los objetivos de gabinete israelí. Este complot también se enfrentó con la resistencia de los palestinos. Después de haber transcurridos 47 años de la ocupación de Beit al-Muqaddas, los esfuerzos del régimen israelí por controlar la mezquita Al-Aqsa, y destruirla gradualmente, así como la modificación de la imagen de Al-Qods, se han acelerado de tal modo que el mundo y la ONU ya están en contra de este régimen. El gabinete israelí planteó y aprobó el plan de división de Al-Aqsa a fin de acelerar el proceso de la ocupación permanente de Al-Quds. Conforme a este plan, de acuerdo al horario impuesto por el régimen israelí, se cierran las puertas de la mezquita hacia los fieles palestinos y los sionistas pueden entran libremente en los patios de Al-Aqsa. En momentos que los sionistas se encuentran en la mezquita, se dedican a tomar vino y hacer actos inmorales para profanar este lugar religioso e histórico, hiriendo así los corazones de los musulmanes. La brecha entre el mundo árabe y el alejamiento de los palestinos tras la separación de Gaza y Cisjordania ha afectado las políticas del régimen israelí respecto a las santidades de Al-Quds y de Palestina. En tal condición, los premieres israelíes desde el año 2000 hasta la fecha, al vigilar las reacciones del mundo árabe y de los palestinos han diseñado invasiones multilaterales contra Al-Aqsa a fin de reprimir a los palestinos por un lado y por otro cerrarles las puertas de la mezquita.

Netanyahu ordena asesinar a líderes de la Resistencia

8

IRIB- Durante los 67 años de la ocupación de Palestina, el terrorismo organizado y sus diferentes tipos siempre han incluido la agenda de los líderes y funcionarios del régimen israelí.

Los asesinatos en serie de los líderes de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), entre los años 1960 y 1970, y del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), del Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) y del Movimiento de Yihad Islámica Palestina, entre los años 1980 y 1990, dentro y fuera de los territorios ocupados, son pruebas de la política terrorista de Israel.

El sionismo siempre ha sido una fuente del terrorismo y los funcionarios israelíes nunca han tratado de negar sus esfuerzos destinados a eliminar físicamente a los dirigentes palestinos.

El servicio de inteligencia israelí (Mossad) y los grupos relacionados como Shabak y Shin Bet siempre han estado activos y han llevado a cabo varios asesinatos dentro y fuera de los territorios ocupados.

Tras décadas de organizar operaciones terroristas secretas y bajo la supervisión del primer ministro sionista de turno, ahora el actual premier israelí, Benyamin Netanyahu, ha emitido un decreto formal en el que destaca el asesinato de los líderes de la Resistencia palestina. Netanyahu anunció el lunes que, durante la sesión del gabinete de seguridad israelí, los participantes aprobaron el asesinato de los líderes palestinos.

El premier israelí, en una reunión de emergencia con su gabinete para abordar la violencia en los territorios palestinos ocupados, pidió el establecimiento de un mecanismo que agilice significativamente el proceso legal para la destrucción de viviendas palestinas, así mismo, el aumento del número de las fuerzas israelíes desplegadas en Cisjordania y en Al-Quds ocupados.

Las operaciones terroristas y el asesinato son los métodos tradicionales de los servicios de inteligencia de Israel para eliminar a los opositores y los libertadores.

Los grupos terroristas, incluso antes de la formación del régimen israelí en los años 1930 y 1940, han desempeñado un papel importante en la matanza de los palestinos.

Provocar terror y temor es otra de las estrategias sionistas para poder continuar su ocupación en Palestina. Paralelamente con dichas políticas, los israelíes también han encarcelado a los líderes palestinos, para poder conseguir sus objetivos terroristas.

El asesinato del líder espiritual y fundador de HAMAS, el jeque Ahmed Yasín, es otro ejemplo claro del terrorismo organizado ejercido por el régimen israelí. El líder palestino fue martirizado durante la década que estuvo en las cárceles israelíes sufriendo fuertes torturas.

El temor que sienten los sionistas ante los esfuerzos de los palestinos para recuperar sus derechos arrebatados hace casi siete décadas, les ha obligado a aplicar políticas sangrientas contra dicha nación oprimida.

Británicos protestan ampliamente contra visita de Netanyahu a su país

2

IRIB- Simultáneamente con la visita del primer ministro israelí al Reino Unido, continúan en Londres las protestas y las peticiones para su detención.

La manifestación popular del jueves tuvo lugar ante la sede de primer ministro en Londres, en la segunda jornada de la visita de Benjamin Netanyahu y su encuentro con su par británico, David Cameron. La policía detuvo a decenas de manifestantes.

Al reunirse con Cameron, Netanyahu le comunicó que Israel está dispuesto a reanudar las negociaciones de paz con los palestinos.

El viaje del premier israelí a Londres ha chocado con protestas populares, de los activistas de derechos civiles y de grupos pro-Palestina. Algunos diputados, líderes de uniones y autoridades locales enviaron una carta al diario The Guardian en la que condenaron dicha visita.

La carta de protesta está firmada por los funcionarios de las uniones Unite, RMT, Aself y TSSA, así como los legisladores Jo Stevens y Cat Smith, del Partido Laborista; Tommy Sheppard, legislador por el PartidoNacional Escocés; y Ken Loach, activista social y renombrado director de cine.

La misiva señala que Netanyahu debe asumir la responsabilidad de los crímenes de guerra denunciados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, de acuerdo con su investigación sobre la ofensiva israelí de 2014 contra la franja de Gaza.

Coincidiendo con la apertura de la Exposición de la Industria de Defensa en Londres, esta semana también los detractores del apoyo armamentístico de Inglaterra al régimen sionista se congregaron frente a dicha exposición.

Asimismo y en sintonía con las protestas populares, un grupo de los miembros de la comunidad judía británica realizó una manifestación antisionista en la que pidió la detención de Netanyahu.

A su vez, Richard Cooper, responsable de la red “Judíos por la Justicia en favor de los Palestinos”, dijo que Netanyahu no tiene derecho de llamar a los judíos a los territorios ocupados.

Por otra parte, están aumentando las firmas en la petición electrónica para el arresto y juicio a Netanyahu como criminal de guerra. Si llegan a 100 mil, la Cámara de los Comunes estará obligada atender el asunto según la ley. Pero el Gobierno ha declarado con antelación que Netanyahu disfruta de inmunidad política en Inglaterra y no será detenido.

También las organizaciones internacionales, incluida Amnistía Internacional, consideran en sus informes a los líderes del régimen sionista como principales responsables de los crímenes contra la población palestina. Amnistía Internacional declaró en un reciente informe que habida cuenta de los testimonios, la matanza de cientos de civiles palestinos en la ofensiva militar de 2014 de Israel a Gaza, constituye crimen de guerra.