Parlamento venezolano rechaza petición de Maduro para recibir poderes de emergencia

4

IRIB – La Asamblea Nacional o parlamento de Venezuela desestimó la petición del presidente Nicolás Maduro para recibir poderes de emergencia considerando la escalada del receso económico en el país, que según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), afrontará este año una inflación de tres dígitos.

Así, el Gobierno izquierdista y los legisladores de la oposición, en la gran primera confrontación que Venezuela ha visto en su parlamento en la última década, se acusaron mutuamente de esforzarse por debilitar la economía nacional.

Cabe señalar que el Gobierno declaró el pasado 15 de enero el estado extraordinario en el país por la “catastrófica inflación”.

Según un decreto de Estado, el presidente Maduro puede, con poderes extraordinarios de 60 días, intervenir en los asuntos de las empresas y limitar el acceso a las divisas.

En su discurso anual en el Congreso venezolano, Maduro declaró: “Nos enfrentamos a una tormenta”.

Una vez que Maduro declaró el estado de emergencia, la oposición afirmó que tiene poder de aprobar o rechazar ese decreto. En este sentido, el presidente derechista de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, en una medida inédita, lanzó críticas contra Maduro.

Según el líder de la oposición, Maduro es responsable de la incontrolable inflación y las fuertes penurias que han paralizado la vida cotidiana de los venezolanos. Ramos se comprometió a desbancar a Maduro del poder en seis meses.

Estas disputas ocurren considerando las malas noticias económicas, ya que el FMI ha anticipado que este año la inflación en Venezuela será doble de la que se registró en 2015, y subirá al 720%. En la actualidad, el país sudamericano tiene la tasa más alta de inflación en el mundo y sufre el receso económico.

Por otra parte y según los datos publicados por el Banco Central venezolano, la tasa inflacionaria ya es de tres dígitos.

El crecimiento económico de Venezuela bajó a menos del 4.5% en los primeros nueve meses de 2015. En el mismo periodo, la tasa de la inflación anual ascendió al 141.5%.
Se prevé que la economía dependiente del petróleo de ese país latinoamericano sufra de nuevo un ritmo descendiente en 2016 y que esa economía vulnerable se someta a colapso.

Maduro perdió el control de la Asamblea Nacional en las elecciones de diciembre pasado, debido a la crisis económica, de la que la oposición aprovechó arremetiendo contra las políticas económicas del mandatario.

Aun así, Maduro aseguró que pagará la deuda externa del país pese a la disminución de las reservas internacionales. El gobernante venezolano insiste en que ha llegado el momento para aumentar el subsidio al combustible.

El 96% de las divisas de Venezuela provienen de las ventas del crudo. El precio medio del petróleo y de los productos refinados ha caído a menos de 23 dólares el barril, el mínimo en los últimos 12 años.

De acuerdo con los expertos, Venezuela es el mayor país perdedor en América Latina debido a la bajada del precio del petróleo.

El Gobierno de Maduro considera que esta crisis es fruto de un “sabotaje económico por parte de los enemigos”, mientras que la oposición asevera que la crisis se debe a la incompetencia del Ejecutivo a la hora de ejecutar las políticas económicas.

Anuncios

Aumentan los apoyos al presidente venezolano

7

Trabajadores venezolanos se reunieron el lunes en Caracas, capital, para manifestar su apoyo al presidente Nicolás Maduro y sus programas sociales.

Trabajadores venezolanos se reunieron el lunes en Caracas, capital, para manifestar su apoyo al presidente Nicolás Maduro y sus programas sociales.

El principal objetivo de la marcha fue defender los programas, entre ellos la Gran Misión Vivienda Venezolana (GMVV) y la Gran Misión Barrio Nuevo, ante las intenciones de la oposición de entorpecerlos o eliminarlos desde la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, donde la derecha tiene la mayoría de los escaños a partir del próximo 5 de enero.

Según los manifestantes, las fuerzas de la oposición que forman la mayoría del Parlamento, pretenden evitar la ejecución de los planes sociales.

La Gran Misión Vivienda Venezolana ha construido 950 mil casas y Maduro ha indicado que antes de finalizar su mandato en 2019 entregará un millón de nuevas viviendas al pueblo.

Con fecha anterior, los trabajadores de la Compañía Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela, en protesta contra el plan de la privatización de los diputados derechistas del parlamento.

Durante una reunión con sus seguidores, Maduro afirmó que los derechistas venezolanos nunca conseguirán su objetivo que es un golpe de estado contra el Gobierno.

Con esta medida, agregó Maduro, los derechistas pretenden privar a la gente de lo que poseen. Además, solicitó al pueblo venezolano a que aviven las políticas y el proceso revolucionario del difunto presidente de este país, Hugo Chávez.

Por otro lado, los líderes de 20 organizaciones sociales y populares de Argentina criticaron por medio de un comunicado las posturas antivenezolanas de Mauricio Macri, presidente de este país, en la cumbre de Mercosur y lo acusaron de crear un ambiente de enfrentamiento con Venezuela.

Además, criticaron las opiniones de Macri sobre los presos políticos de Venezuela y calificaron esta medida del mandatario argentino de intervención de los asuntos internos de Venezuela.

El texto califica de inaceptable las posturas del presidente argentino por cuestionar la legalidad del Gobierno venezolano.

Según los líderes de las organizaciones sociales y populares de Argentina, Mercosur, como la unión de los países sudamericanos, debe ser un lugar para la unidad entre los países de esta región y no debe dejarse engañar, una vez más, por las potencias que han atacado a América del Sur.

La cumbre de los líderes de Mercosur se llevó a cabo el lunes en Asunción, capital de Paraguay, con presencia de los líderes y los jefes de Estado de los países miembros de este bloque regional.

En las recientes elecciones parlamentarias del país, el partido de la Unión Demócrata consiguió 112 de 167 escaños del Parlamento.

De este modo, la oposición venezolana, por primera vez en los últimos 16 años logró tomar el control de la asamblea legislativa que estaba en manos del partido gobernante. Con todo, Maduro ha anunciado que continuará con sus políticas de reforma económica y social y que su partido aun defenderá los intereses de los ciudadanos venezolanos.

Maduro crítica al Gobierno estadounidense

0

IRIB- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, censuró la tardanza del presidente estadounidense, Barack Obama, para darle el beneplácito al embajador de Venezuela en Washington, Maximilien Arveláez.

Maduro añadió que las medidas diplomáticas han sido tomadas al respecto, pero Washington no le han dado todavía el beneplácito después de un año y medio.

“¿Qué buenas relaciones quiere el gobierno de Obama con Venezuela si no es capaz de dar un beneplácito? ¿Qué están esperando?”, agregó sobre la medida a Maximilien Sánchez, actual encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Estados Unidos.

El fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, expulsó en 2008, al embajador de Estados Unidos en dicho país latinoamericano, Washington por su parte, hizo lo mismo. Ambos países aún no tiene embajadores, y la Casa Blanca todavía no ha presentado a su embajador en Venezuela.

A principios de marzo de 2015, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, declaró que Estados Unidos debe reducir al personal de su embajada en Caracas, de 100 a 80, dentro de los 15 días. Según Rodríguez dicha decisión ha sido tomada debido a la intervención estadounidense en los asuntos de Venezuela, incluyendo la emisión de 103 resoluciones contra Caracas en 2014.

El mandatario bolivariano, por su parte, anunció que aplican las medidas diplomáticas, incluyendo la revisión y la disminuirían del personal estadounidense en su embajada en Caracas, con el fin de evitar su intervención en los asuntos internos de Venezuela.

Igualmente, Maduro puso énfasis en la falta del poder del imperialismo estadounidense para reconquistar y recolonizar su país.

Así mismo, en reacción a las sanciones y restricciones de la Casa Blanca contra funcionarios venezolanos, anunció sobre la toma de una serie de represalias, como la necesidad de emitir visados para los pasajeros estadounidenses a la hora de viajar a dicho país suramericano.

En el marco de dichas medidas, el Gobierno de Caracas obliga a los funcionarios estadounidenses a presentar solicitudes antes de mantener reuniones con la oposición venezolana. Con dichas medidas, Caracas busca impedir los disturbios provocados por el sector derechista, planeados por las conspiraciones de EE.UU.

Cabe destacar que Nicolás Maduro, en julio de 2015, también criticó los esfuerzos ejercidos por Washington para provocar caos en los países independientes de América Latina.

En este sentido, Maduro declaró que a pesar de las alegaciones de Obama sobre sus esfuerzos para crear una atmosfera positiva en Latinoamérica, la Casa Blanca busca otra estrategia incompatible completamente con dichos esfuerzos.

El Gobierno izquierdista de Venezuela, cree que la oposición apoyada por el país norteño intenta llevar a cabo un golpe para derrocar a la Administración de Maduro.

Maduro viaja a Catar

12

IRIB- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, arribó el viernes a Doha, capital de Catar, proveniente de China, y mantuvo una reunión con el Emir Tamim Bin Hamad Al Thani.

La reunión se realizó en la sede del Palacio de Gobierno del país árabe, donde se busca fortalecer los lazos económicos, financieros y energéticos entre ambas naciones.

Durante el encuentro, los mandatarios de ambos países subrayaron la necesidad de estabilizar el precio del petróleo en el mercado mundial.

Maduro ya se había reunido en enero pasado con el Emir catarí, quien posteriormente, visitó el 15 mayo Caracas, en busca de acuerdos internacionales frente a la sostenida caída del precio del crudo.

Parece que uno de los principales objetivos de la visita de Maduro a Catar, es obtener ayuda financiera de dicho país rico del Golfo Pérsico. Maduro está tratando de reforzar su tesorería en medio de la caída del precio del petróleo y la recesión económica, así como atraer la inversión de los bancos de Catar en Venezuela.

En enero pasado, Maduro había declarado que el país bolivariano busca fortalecer la integración financiera con los principales bancos de dicho país árabe con el fin de obtener los recursos financieros necesarios tras la caída de los ingresos petroleros del país latinoamericano.

En este sentido, Maduro destacó que busca aumentar la inversión multimillonaria de Catar en los años 2015 y 2016.

Debido a la caída de los precios del petróleo y un desplome en el crecimiento económico de Venezuela, los ingresos en divisas de dicho país ha disminuido a su nivel más bajo en los últimos seis años. Venezuela posee una de las mayores reservas de petróleo del mundo, por eso tiene una economía petrolera. Desde principios de junio, los precios del crudo han caído un 27 por ciento, lo cual ha afectado negativamente a dicho país y ha aumentado las presiones sociales sobre el Gobierno de Maduro.

El mandatario venezolano, por su parte, ha aumentado sus esfuerzos para mejorar la situación económica de su país.

Actualmente, Caracas obtiene el 96 por ciento de sus ingresos de divisas de las exportaciones de petróleo. Según las estimaciones, si la situación actual continúa, Venezuela se enfrentará a un enorme déficit fiscal.

Así que Maduro para fortalecer la inversión y asistencia financiera y con el fin de abordar vías para impedir la caída de los precios del petróleo viajó a China y Catar. Sin embargo, las consultas realizadas por Maduro, no han alentado a los miembros árabes de la Organización de Estados Exportadores de Petróleo (OPEP), a reducir su producción de petróleo.

Se puede adivinar que los opositores también aprovecharán de esa oportunidad para manipular a la opinión pública y crear disturbios en el país con el fin de debilitar al Gobierno izquierdista de Venezuela. Maduro ahora se enfrenta a enormes desafíos por parte de los opositores internos y de Washington, como la potencia intervencionista.

Maduro viaja a China y Vietnam

5

IRIB- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ha iniciado su viaje a China y Vietnam.

Debido a la caída de los precios del petróleo y el desplome en el crecimiento económico de Venezuela, los ingresos en divisas de dicho país ha disminuido a su nivel más bajo en los últimos seis años.

A pesar de este panorama difícil, que incluye también, la recesión económica, la inflación más alta en el continente de América, y la escasez de productos de primera necesidad, Maduro aseguró al pueblo venezolano que no reducirá el gasto social.

En este sentido, China al ofrecer un préstamo de 5 mil millones de dólares, se ha convertido en el principal proveedor financiero de Venezuela en la última década. Con el fin de salvar a Venezuela de su mala situación financiera, el presidente bolivariano realizó el pasado enero un viaje a China para obtener su apoyo al respecto, pero actualmente el mismo gigante asiático se encuentra en una situación difícil.

China experimenta ahora una caída en su crecimiento económico y producción industrial. Por otra parte, el valor del mercado de valores de China ha caído un 30 por ciento, dichos factores han obligado a Pekín a tener más cautela a la hora de brindar ayudas financieras a otros países.

Sin embargo, el ingreso en América Latina como una región de oportunidades económicas, es de gran importancia para China. En este sentido, teniendo en cuenta las vastas reservas petroleras de Venezuela, la exploración, producción y la compra de petróleo será una de las áreas de cooperación entre Caracas y Pekín.

Al mismo tiempo, debido a las necesidades militares de los venezolanos, los chinos ven al país latinoamericano como un mercado potencial. En este sentido, China como potencia económica emergente, intenta expandir su mercado armamentístico hasta Latinoamérica, que tiene alto potencial para comprar diferentes tipos de armas.

Dicha decisión ha sido bien recibida por Venezuela, de modo que Maduro anunció en julio de 2015 sus planes de aumentar su poder militar al comprar nuevas armas fabricadas en Rusia y China.

Después de China, Maduro viajará a Vietnam, uno de los países que durante los últimos años ha iniciado colaboraciones petroleras con Venezuela. Estos dos países, actualmente, son socios en el campo petrolero de Orinoco, sin embargo, algunas dificultades administrativas y financieras, ha puesto en riesgo esta cooperación.

Fuentes vietnamitas anunciaron en marzo de 2015, que la empresa nacional “Petro Vietnam” tiene previsto abandonar el proyecto, debido al estricto control de conversión de moneda que dificulta las operaciones de dicha compañía.

Tal parece que Maduro, durante su visita a Vietnam tiene como objetivo convencer a los vietnamitas, a continuar con sus actividades petroleras en Venezuela, ya que en las situaciones actuales, la salida de Vietnam se considera una mala noticia para el Gobierno izquierdista de Venezuela.

Presidente venezolano viaja a Nueva York, EEUU

4

IRIB- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, viajó el lunes por la noche a EE.UU. para mantener un encuentro especial con el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

El mandatario venezolano tiene como objetivo abordar la disputa territorial entre su país y Guyana con el secretario general de las Naciones Unidas. Así mismo, durante la reunión, Maduro quien defiende los derechos de Venezuela y su soberanía, presenta las denuncias directamente a Ban Ki-moon.

Venezuela y Guyana mantienen desde hace décadas una disputa por el límite exacto de la soberanía de sus aguas. Maduro ha destacado que para solucionar dicha disputa aplicará medidas diplomáticas.

La Guyana Esequiba, también conocida como Territorio del Esequibo, está ubicada entre el oeste del río Esequibo hasta el hito en la cima del monte Roraima. Tiene una extensión de 159 542 km² y es administrada por la República de Guyana, no obstante, Venezuela reivindica soberanía sobre esta región, la cual fue arrebatada por el Reino Unido a la antigua capitanía española en tiempos de la América colonial.

El pasado 6 de julio, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó una “revisión integral” de las relaciones con Guyana, a raíz de esta disputa territorial.

Guyana, por su parte, sostiene que un tribunal falló a su favor en 1899, estableciendo las fronteras entre ambos países, pero el asunto ha sido referido al secretario general de Naciones Unidas para que estudie una solución pacífica.

El Acuerdo de Ginebra de 1966 determinó que ese territorio constituía una zona en reclamación, sin embargo, Guyana ha dado luz verde a las operaciones de la empresa petrolera estadounidense Exxon Mobil, sin el aval de Venezuela. La disputa se intensificó cuando dicha empresa descubrió un campo petrolero importante a doscientos kilómetros de la costa de Guyana.

En este contexto, Nicolás Maduro, no ha dudado en acusar al presidente guyanés, David Granger y a la petrolera Exxon Mobil de avivar la disputa con Guyana y ha pedido en reiteradas ocasiones la detención de las actividades de esta empresa.

Parece que la disputa territorial entre ambos países, ha alcanzado un punto crítico, e incluso es probable un enfrentamiento en sus fronteras. Teniendo en cuenta la superficie de la zona y la existencia de recursos petroleros, es posible considerar que el viaje de Maduro a EE.UU. para abordar el tema con Ban Ki-moon, tiene lugar como el último paso antes de un conflicto militar entre los dos países.

Cabe mencionar que Guyana ha sido anteriormente una colonia de los Estados Unidos y Gran Bretaña, dos países que se oponen fuertemente a las demandas territoriales de Venezuela al respecto. El gigante petrolero estadounidense, Exxon Mobil, en particular está detrás del conflicto, y busca controlar los enormes recursos petroleros de la región.

Por otra parte, la victoria del Gobierno izquierdista de Maduro en dicha disputa aumentará su popularidad dentro del país y fortalecerá sus posturas antiimperialistas, una cuestión que no beneficiará a Washington.

Ante las medidas tomadas por Venezuela, Guyana ha adoptado una postura negativa e incluso su presidente ha afirmado que Caracas trata de aislar al Gobierno guyanés.

Maduro critica a la derecha venezolana

4

IRIB-El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha criticado a la derecha venezolana y colombiana, considerándolas cómplices de bandas criminales.

Durante un discurso pronunciado desde el estado de Miranda, el mandatario venezolano afirmó que tenemos pruebas de la articulación de líderes de la extrema derecha venezolana colombiana con bandas criminales, a las cuales les pagan con droga y dólares para que salgan a matar a gente seleccionada por ellos y crear una situación de caos en el país.

Según Maduro, la derecha venezolana, al verse derrotada en varias elecciones consecutivas, ha recurrido a la violencia para tratar de materializar sus objetivos.

Añadió que el socialismo de la Revolución Bolivariana se basa en la felicidad compartida y respeta las normativas morales, creando así una sociedad mejor.

Anteriormente, Maduro había dicho en reiteradas ocasiones que las fuerzas ultraderechas se dedican a tramar complots para debilitar al Gobierno venezolano desde Madrid, capital española, Bogotá, capital colombiana y Miami, ciudad de Estados Unidos.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, alertó sobre los planes de la derecha a través de la divulgación de la violencia y la nueva fase de la guerra económica para desestabilizar el Gobierno venezolano y denunció que este complot goza del apoyo de Estados Unidos.

Ha alertado también sobre la celebración de las reuniones secretas de los opositores venezolanos en el estado de Carabobo, norte de Venezuela, donde toman decisiones contra el Gobierno de Maduro

El Gobierno de Caracas ha anunciado en reiteradas ocasiones que enfrenta los complots de la derecha venezolana.

Entre los meses de febrero y mayo de 2014, Venezuela atestiguó diversos conflictos y disturbios por parte de la oposición de este país con el fin de crear inestabilidad e inseguridad en el país.

Tras los disturbios, los opositores venezolanos rechazaron varias veces la propuesta de Maduro para celebrar diálogo pero el Gobierno venezolano, al adoptar medidas eficaces y apoyándose en la solidaridad del pueblo, hizo fracasar a los autores de los disturbios.

Hay pruebas que revelan que los opositores venezolanos gozaban del apoyo de EE.UU. y varios de sus aliados regionales como Colombia.

E este sentido, el expresidente colombiano Álvaro Uribe ha jugado un papel destacado. Por esta razón, Maduro lo acusó en mayo de 2014 de intentar asesinarlo y afirmó que hay pruebas que demuestran la complicidad de la derecha venezolana en esta conspiración.

Con todo, aún continúan las medidas de la derecha contra el Gobierno venezolano mientras que, según los informes, el Gobierno de Caracas goza del apoyo del pueblo.