Cierre del expediente de las supuestas “PMD”, inicio de aplicación de JCPOA

2

El martes, los 35 países miembros de la Junta de Gobernadores de la AIEA, adoptaron por consenso una resolución que da por cerrado el caso de las llamadas posibles dimensiones militares (PMD, por sus siglas en inglés) del programa de energía nuclear iraní.

El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, al principio de la sesión del martes de la Junta de Gobernadores, señaló en su comunicado, que la Agencia no ha encontrado “evidencia creíble” sobre la desviación del programa de energía nuclear del país persa. Sin embargo, otra vez más, repitió sus falsas alegaciones anteriores sobre el programa nuclear iraní.

En alusión a las declaraciones de Amano, en las que pone en duda algunos pormenores del programa nuclear iraní, el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, hizo hincapié en la resolución aprobada por la Junta de Gobernadores del ente internacional como principal criterio y no las afirmaciones de Amano, que no figuran en ninguna parte de la resolución.

Desde hace más de una década, la República Islámica de Irán rechaza las acusaciones occidentales en torno a su programa de energía nuclear, y destaca que como signatario del Tratado de No Proliferación (TNP) y miembro de la AIEA, tiene derecho a desarrollar y adquirir tecnología nucle llamo ar con fines pacíficos.

El presidente iraní, Hasan Rohani, el miércoles por su parte, llamo como gran victoria de la nación persa el cierre del expediente de las supuestas “posibles dimensiones militares” del programa nuclear iraní. Según el mandatario persa, después de casi 14 años, se ha hecho evidente que la República Islámica ha estado hablando con honestidad a su propio pueblo y al mundo. Nunca ha mentido. No miente, y mantiene sus compromisos.

El dossier nuclear de Irán se basaba en una falsa alegación, y los Estados Unidos bajo varias excusas buscaba presionar al país persa, pero la resolución aprobada el martes acabó con todas estas alegaciones y anuló las anteriores resoluciones antiraníes.

A su vez, el embajador de Irán ante la Agencia, Reza Nayafi, aseguró que Teherán “se ha puesto como objetivo” terminar en el período establecido las exigencias para poner en marcha el acuerdo nuclear.

Ahora que la Junta de Gobernadores de la AIEA ya ha dado su visto bueno al cierre del expediente nuclear de Irán, se allana el terreno para tomar las siguientes medidas positivas, especialmente en cuanto al levantamiento de todas las sanciones económicas unilaterales impuestas contra el país persa durante más de una década.

Reducir el número de centrifugadoras, y las reservas de uranio enriquecido, también eliminar el núcleo central del reactor de Arak, incluyen las medidas preliminares que toma Irán para la aplicación del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés).

Actualmente, la República islámica de Irán tiene miras hacia el futuro y busca el desarrollo de sus tecnologías nucleares. En otras palabras, el fin de dicha cuestión controvertida, allana el camino para aumentar las cooperaciones nucleares con la AIEA y otros países. El país persa, logró conseguir sus derechos nucleares, y ahora puede continuar sus actividades nucleares y el enriquecimiento de uranio. Las experiencias muestran que las presiones contra Irán, no lograron cesar su programa de energía nuclear.

Anuncios