Poroshenko se opone a la creación de un nuevo grupo para atajar la crisis del este de Ucrania

11

IRIB – El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, consideró al cuarteto de Normandía (compuesto por los líderes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania) como un marco adecuado para zanjar la crisis del este de Ucrania.

Tras concluir su reunión con el presidente de Francia, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, Poroshenko declaró en una rueda de prensa en Berlín que las negociaciones para atajar la crisis en la región de Donbass, en el este de Ucrania, en el seno de dicho cuarteto, tiene un marco lógico y no es necesario crear un nuevo grupo.

Previamente, el presidente polaco había dicho que los poderosos Estados europeos, EE.UU., Rusia así como los vecinos de Ucrania, deberían participar en las pláticas destinadas a resolver la crisis de Ucrania.

En una rueda de prensa conjunta celebrada en Berlín con la presencia de Hollande y Poroshenko, Merkel subrayó que el contenido del acuerdo del alto el fuego de Minsk no ha sido respetado plenamente y advirtió que el este de Ucrania va a ser testigo de otras víctimas.

La canciller alemana hizo hincapié en un verdadero cumplimiento de la tregua en el este de Ucrania y precisó que la reunión trilateral del lunes en Berlín tenía como objetivo insistir de nuevo en el acuerdo de Minsk. Añadió que en caso necesario, se celebrará también un encuentro cuadrilateral con la presencia del presidente ruso, Vladimir Putin.

Asimismo y en un acontecimiento importante en relación con la crisis ucraniana, la Fuerza Aérea estadounidense tiene previsto desplegar en Europa aviones de combate F-22, indetectables por radar.

La secretaria de la Fuerza Aérea de EE.UU., Deborah Lee James, declaró el lunes desde el Pentágono que el despliegue comenzará pronto y tiene como objetivo dar seguridad a la parte europea.

La funcionaria norteamericana destacó que los cazas F – 22 se envían en apoyo a la solicitud del mando militar en la región y añadió que la persistencia de la actividad militar de Rusia en el este de Ucrania, es motivo de fuerte preocupación de Washington y sus aliados europeos, por lo que el envío de dichos aviones demuestra la firme voluntad de EE.UU. para respaldar a los aliados.

Lee James también se refirió a las declaraciones de la semana pasada del secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, quien había dicho que “es necesario que nuestra actitud ante Rusia sea fuerte y equilibrada”.

Cabe destacar que en febrero y marzo pasados, la Fuerza Aérea de EE.UU. mandó dos unidades de cazas A-10 y F-15C junto con 300 efectivos a Europa. Estos aparatos llevaron a cabo misiones durante 6 meses en el continente de Europa.

EE.UU. y los otros países miembros de la OTAN han intensificado su actividad militar cerca de las fronteras de Rusia, tras el estallido de la crisis política en Ucrania y posteriormente, el extenso conflicto en el este de esa nación. En la actualidad, EE..UU. mantiene desplegados 65 mil efectivos en territorio europeo.

Anuncios

Nuevos acontecimientos militares en el este de Ucrania

60

Al recrudecerse los combates en el este de Ucrania, otra ciudad más fue tomada por los separatistas prorrusos.

El portavoz del Ejército ucraniano, Vladislav Seleznyov, anunció que los rebeldes, apoyados por varios tanques y carros blindados, atacaron y capturaron la localidad de Vuhlehirsk, al este del país, pese a que las fuerzas ucranianas desplegadas allí trataron de hacerlos retroceder.

De esta forma, el Gobierno tendrá problema a la hora de mantener Debaltseve, un centro ferroviario entre Donetsk y Luganks.

Por otra parte y tras reunirse el jueves con el grupo de contacto –compuesto por el expresidente ucraniano Leonid Kuchma, el embajador de Rusia en Ucrania y el representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE)- el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, llamó a los rebeldes al diálogo para lograr una nueva tregua en el este del país.

Poroshenko pidió al grupo de contacto que inicie de inmediato consultas con los separatistas para establecer un cese al fuego. El mandatario ucraniano no precisó dónde tendrán lugar estas pláticas.

Desde marzo de 2014 y coincidiendo con la escalada de los disturbios en las regiones orientales de Ucrania, los insurgentes pidieron su separación de ese país. En el mismo mes, también la península de Crimea se integró a Rusia tras un referéndum y la aprobación del parlamento local.

Por otra parte, cientos de ciudadanos se manifestaron en Kiev, la capital de Ucrania, para pedir la dimisión del primer ministro, Arseni Yatseniuk, por sus políticas económicas.

La tasa de desempleo en Ucrania aumentó un 10% en el año pasado, y se prevé que aproximadamente se eleve a 30 este año.

La cadena de televisión Russia Al Youm se refirió a dicha manifestación y expresó que la pregunta más importante que surge al respecto es el calendario de las ayudas financieras del Occidente a Ucrania.

Aunque estas asistencias parecen estar destinadas al mejoramiento de la economía nacional, de hecho todas ellas se dedican al sector militar y a los combates en el este de Ucrania.

Finalmente y al agravarse la situación en el este de Ucrania, al menos tres mil militares rusos han sido enviados desde la base militar 201 en territorio tayiko a la zona con el fin de proteger las fronteras de Rusia con Ucrania. El tema del envío de estos soldados a la frontera Rusia-Ucrania ya había sido abordado durante la reciente visita del viceministro ruso de Defensa, Anatoli Antonov, a Dushanbe, capital de Tayikistán