Cuba y EEUU firman acuerdo para reanudar vuelos de forma regular

6

Cuba y EE.UU. han firmado este martes un acuerdo para reanudar el servicio de vuelos comerciales regulares entre los dos países, ha informado el Departamento estadounidense de Transporte.

Según un comunicado del citado Departamento, este invitó a las compañías aéreas de EE.UU. a presentar solicitudes para acceder a rutas de vuelos regulares de pasajeros y de carga, y poner en marcha un proceso para restablecer los nuevos itinerarios.

El secretario estadounidense de Transporte, Anthony Foxx, y el ministro de Transporte de Cuba, Adel Izquierdo Rodríguez, han firmado el acuerdo en una ceremonia en el Hotel Nacional de La Habana, en la capital cubana.

Las aerolíneas estadounidenses pueden ahora comenzar a hacer una oferta en las rutas EE.UU.-Cuba para un máximo de 110 vuelos al día, más de cinco veces que la cifra actual. Todos los vuelos que operan entre los dos países en la actualidad son los chárter.

El acuerdo permite a 20 vuelos regulares diarios de Estados Unidos a La Habana, además de los actuales vuelos chárter que corresponden a 10-15 vuelos diarios. El resto sería de otras ciudades cubanas.

“Hoy es un día histórico en las relaciones entre Cuba y los EE.UU. (…) Representa un hito de importancia crítica en el esfuerzo de EE.UU. para comprometerse con Cuba”, ha dicho Foxx.

Por su parte, Izquierdo Rodríguez ha señalado que la adopción de este memorando es un paso importante que pronto permitirá el establecimiento de vuelos regulares entre ambos países.

Los vuelos comerciales entre Cuba y EE.UU. fueron cancelados hace 53 años debido al bloqueo estadounidense contra la isla por la Guerra Fría, por lo que el anunciado acuerdo va a ser el avance más significativo en el comercio entre EE.UU. y Cuba desde que los presidentes de ambos países, Barack Obama y Raúl Castro, respectivamente, anunciaran a finales de 2014 el comienzo de la normalización de las relaciones después de medio siglo.

Anuncios

EEUU prorroga sanciones contra Cuba

6

IRIB- El presidente de EE.UU., Barack Obama, prorrogó el viernes un año más las sanciones comerciales contra Cuba, basándose en la Ley del Comercio con el Enemigo.

Obama tenía que decidir antes del próximo lunes, 14 de septiembre, si prolongaba el embargo a Cuba bajo la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 al que el entonces presidente John Kennedy recurrió en 1962 para imponer el embargo económico a la isla y que desde entonces han renovado, año tras año, los nueve siguientes presidentes.

Obama, al tomar esa decisión, destacó otra vez más su política hostil contra La Habana, e ignoró los esfuerzos realizados durante los últimos meses por las partes con el fin de normalizar los vínculos bilaterales.

Cuba es actualmente el único país del mundo sancionado bajo esa ley, que autoriza al presidente de EE.UU. a imponer y mantener restricciones económicas a Estados considerados hostiles.

Estados Unidos y Cuba tras 18 meses de negociaciones secretas mediadas por el Vaticano, el 17 de diciembre de 2014 anunciaron mediante un comunicado conjunto la reanudación de sus relaciones diplomáticas y la liberación de sus prisioneros encarcelados en ambos países.

Luego, en abril de 2015, el mandatario estadounidense inició los diálogos oficiales con su par cubano, Raúl Castro. Ambas partes, desde que anunciaron la reanudación de sus lazos bilaterales, han mantenido varias reuniones, y así ha sido allanado el camino para poner fin a 55 años de relaciones hostiles.

Sin embargo, la Casa Blanca con su postura hostil contra La Habana, trata de intervenir en los asuntos internos de dicho país centroamericano.

Tras la victoria de la Revolución Cubana liderada por Fidel Castro, EE.UU. tomó su postura basada en la enemistad contra Cuba y al no poder derrocar al Gobierno de Castro en la invasión de Bahía de Cochinos, impuso las sanciones económicas contra dicho país.

Desde el año 1960, Washington amplió las sanciones contra zonas comerciales, económicas y financieras de Cuba, conocidas como “El bloquea”.

La política de las sanciones anticubanas ha provocado controversias a nivel mundial, y la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), mediante diferentes resoluciones ha pedido en varias ocasiones el fin de dichos embargos.

Según el canciller cubano, Bruno Rodríguez, los daños humanos causados por las sanciones estadounidenses contra el pueblo cubano, es incalculable. Las sanciones han provocado muchos problemas para el pueblo cubano y constituyen una violación grave y sistemática de los derechos humanos.

Se parece que a pesar de las alegaciones de Obama sobre el cambio en la política estadounidense hacia Cuba, pero Washington continua su postura tradicional al respecto. Sin embargo la normalización de los lazos bilaterales tiene serios opositores en el Congreso estadounidense, y por otra parte, los cubanos residentes en EE.UU. y su lobby poderoso siempre han expresado su oposición con los esfuerzos para mejorar dichos vínculos.

EEUU y Cuba, vecinos cercanos, pero lejanos

15

IRIB – El izamiento de la bandera de EE.UU. en su embajada en La Habana, se considera el más reciente signo del proceso de la normalización de las relaciones entre Washington y el pequeño país meridional, tras más de medio siglo.

Esta legación diplomática fue reabierta el viernes durante un acto con la participación del secretario de Estado norteamericano John Kerry, y la bandera de ese país fue izada en ella.

Si bien Kerry describió la reapertura de la embajada como un momento histórico, parece ser que ambos países tienen por delante un largo camino hasta elevar sus vínculos a un nivel ideal.

En diciembre de 2014, la Administración Obama dio pasos para reactivar las relaciones con Cuba. De esta forma y en una medida inesperada, los presidentes de ambos países se reunieron en el marco de la cumbre de jefes de Estado de los países de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Panamá.

Desde entonces, las relaciones cubano-estadounidenses, particularmente hostiles en los últimos 54 años, avanzaron hacia la normalización a una velocidad considerable.

Así, y amén del acuerdo bilateral para reanudar las relaciones diplomáticas, EE.UU. en una medida conciliatoria retiró a Cuba de la llamada lista de los países patrocinadores del terrorismo.

Desde 1982 y tras colocar a la isla caribeña en esa lista, EE.UU. mantenía sanciones y restricciones contra el Gobierno comunista cubano. Por ello, y sin una revisión por parte de la Casa Blanca al respecto, no era posible una apertura en los lazos Washington-La Habana.

Durante este tiempo, se eliminó parte de las restricciones anticubanas a los viajes y el comercio , pero buena parte de ese embargo siguió en vigor.

Las sanciones no suponen el único obstáculo para el mejoramiento de los nexos bilaterales. Aunque la Administración Obama fue pionera en la normalización de las relaciones con Cuba, esta política conciliatoria no significa el fin de la intervención de Washington en los asuntos internos de la isla.

En este sentido, en su discurso con motivo de la reapertura de la embajada estadounidense en La Habana, Kerry no pudo menos que referirse al tema de los derechos humanos en Cuba, lo que desde luego enfureció a las autoridades locales, que consideraron lo dicho como una intromisión de la Casa Blanca en los asuntos internos de su país.

Además de la crónica injerencia de los políticos norteamericanos, los cubanos afincados en EE.UU. y su poderoso lobby en el Congreso así como una facción de los conservadores de ese país, resisten a la mejora de las relaciones con La Habana.

Todo eso genera serios y complicados obstáculos para el desarrollo de los vínculos Washington-La Habana, que podrían amargar a la Casa Blanca la reconciliación con el “azucarero del continente de América”.

Concluye viaje de ministro de Exteriores alemán a Cuba

3

IRIB-El ministro alemán de Exteriores, Frank Walter Steinmeier, concluyó el viernes su visita de dos días a Cuba a fin de reanudar las relaciones con isla caribeña.

Steinmeier es el primer canciller alemán que viajó a Cuba desde la unificación de Alemania en 1990.

En el primer día de su estancia en la Habana, capital de Cuba, el canciller alemán firmó varios acuerdos políticos y económicos con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez.

Según Steinmeier, estos convenios se consideran una nueva base en la relación de ambos Gobiernos así como también entre los Ministerios de Asuntos Exteriores de los dos Estados.

El canciller alemán fue recibido también por Jaime Ortega en el Arzobispado de La Habana, donde sostuvieron un diálogo privado.

A pesar de las tensiones políticas entre Cuba y Alemania durante los pasados años, los dos países mantenían relaciones comerciales. En 2014, alrededor de 124 mil turistas alemanes viajaron a Cuba.

En 2001, el entonces ministro alemán de Economía viajó a La Habana.

La visita de las autoridades europeas a Cuba, incluida la visita del ministro alemán de Exteriores, se realiza en el marco de la política general de la Unión Europea para extender sus lazos con La Habana.

El bloque europeo suspendió sus relaciones con Cuba en 2003 por la represión de los periodistas y los activistas civiles en este país, no obstante, desde 2014 la UE hace esfuerzos por reanudar sus lazos con este país a fin de animarle a mejorar la situación en su territorio.

La UE y Cuba dieron inicio a sus conversaciones políticas el pasado 29 de abril de 2014 a fin de reanudar sus relaciones.

Estos diálogos se llevaron a cabo tras la medida de la UE en 2008 para levantar las sanciones diplomáticas contra Cuba a fin de profundizar las relaciones entre las dos partes; si bien dos rondas de diálogos se realizaron en 2014, Cuba suspendió en diciembre de 2014 la tercera ronda que iba dedicarse al importante caso de los derechos humanos.

Con todo, las partes acordaron celebrar la tercera ronda en marzo de 2015.

Tras el inicio del proceso de la normalización de las relaciones con La Habana, los estados europeos como Francia y Alemania ya están interesados en ampliar sus relaciones con Cuba, sobre todo en el ámbito económico.

Hasta hace poco, EEUU se consideraba como un importante obstáculo en las relaciones de la UE y Cuba pero tras la reanudación de las relaciones Washington y La Habana, los europeos ya pueden dedicarse al desarrollo de sus lazos con Cuba sin preocupaciones.

Se pronostica que las conversaciones entre Bruselas y La Habana provocan nuevas oportunidades para la UE como Alemania en Cuba; especialmente debido a la buena acogida de las autoridades cubanas de la extensión de los lazos con Estados europeos, particularmente el aumento de la inversión en este país.

Cuba pide a EEUU la anulación de sanciones

4

IRIB- El presidente cubano, Raúl Castro, en su primer discurso realizado tras el reinicio de las relaciones de su país con Estados Unidos (EE.UU.), solicitó a su par estadounidense que disminuyera las restricciones existentes creadas por las sanciones impuestas contra su país.

En vísperas de la reapertura de las embajadas de estos dos países, el presidente cubano pidió a Barack Obama que aproveche su poder ejecutivo para disminuir algunas de las dimensiones de las sanciones impuestas contra el país centroamericano y la inversión en esta nación; ya que consideró de restrictas las actuales medidas tomadas por EE.UU.

Durante este discurso, Castro insistió en que mientras no se levanten los embargos, los vínculos de estas dos naciones no se podrán normalizar; además, advirtió de que en el país norteños hay quienes buscan obstaculizar el proceso de la normalización de los vínculos entre La Habana y Washington.

Cabe destacar que Cuba y EE.UU. planean reabrir sus embajadas el lunes 20 de julio. En este sentido, la directora general para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, anteriormente informó que la reapertura de las embajadas el 20 de julio, dará inicio a una nueva etapa en los vínculos diplomáticos entre estos dos países.

Sin embargo, las posturas de la Casa Blanca acerca del caso cubano, han causado duras críticas de algunos senadores del país norteño, sobre todo los legisladores republicanos.

Por otra parte, el presidente estadounidense necesita el apoyo de la mayoría de los representantes del Congreso de su país para suministrar los gastos de la embajada estadounidense en la Habana, el nombramiento del nuevo embajador en Cuba y el levantamiento de las sanciones económicas, comerciales y financieras que desde hace más de 50 años han sido impuestas contra el país centroamericano.

Muchos de los miembros de la Cámara de Representantes de EE.UU. han amenazado con impedir el nombramiento del embajador elegido por el Gobierno y rechazar la solicitud de la Casa Blanca de dedicar el presupuesto necesario para la creación de la embajada en la Habana con un valor de casi 6 millones de dólares. Por otro lado, solo el Congreso del país norteño es capaz de levantar todos los embargos contra Cuba.

Las sanciones económicas y financieras de EE.UU. contra Cuba, iniciaron desde el año 1962 y se intensificaron en 1996. Pero, desde el pasado diciembre, que los presidente de los dos países en sus discursos dieron a conocer el relanzamiento de sus vínculos, Barack Obama varias veces ha solicitado al congreso del país, que en su mayor parte está formado por los republicanos, que anule las limitaciones existentes contra el país centroamericano.

Cabe destacar que los primeros pasos en el mejoramiento de las relaciones de estos países se observaron en 2008. En este año, los líderes de los países latinoamericanos solicitaron el levantamiento de los embargos anticubanos de EE.UU.

En 2009, Obama en su segundo año del mandato anuló todas las limitaciones acerca del viaje de los cubano-estadounidenses a Cuba. Después en el mes de abril del mismo año, los representantes de los dos países iniciaron las negociaciones no oficiales, con el fin de relanzar los diálogos entre sus naciones. Finalmente, el 17 de diciembre de 2014, la Habana y Washington dieron a conocer oficialmente el restablecimiento de sus vínculos.

Cuba reabrirá su Embajada en Washington

11

IRIB- La directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, confirmó que el próximo 20 de julio se realizará una ceremonia de apertura de la embajada cubana en Washington, capital estadounidense.

Además, informó a los parlamentarios de los nuevos datos sobre el proceso de las conversaciones entre EE.UU. y Cuba y el mejoramiento de las relaciones bilaterales.

La autoridad cubana expresó su esperanza de que la reapertura de las embajadas contribuya en el cese de las tensiones entre La Habana y Washington.

La semana pasada, las autoridades estadounidenses anunciaron que EE.UU y Cuba han llegado a un acuerdo sobre la reanudación de las relaciones diplomáticas y la reapertura de las embajadas.

A finales de mayo de 2015, la Casa Blanca retiró el nombre de Cuba de la lista de los países patrocinadores del terrorismo.

En los últimos meses, las delegaciones diplomáticas de ambos países se han reunido en reiteradas ocasiones en La Habana, capital cubana a fin de mejorar las relaciones y reducir las tensiones.

La delegación comercial de Nueva York junto al gobernador de este Estado, Andrew Cuomo, viajó recientemente a La Habana con el fin de atraer las inversiones extranjeras para normalizar sus relaciones con la isla para evaluar las oportunidades de inversión.

Asimismo, la compañía aérea estadounidense jet blue conectó con su primer vuelo semanal a las ciudades de Nueva York y La Habana.

A pesar de las medidas de la Casa Blanca para mejorar las relaciones con Cuba, Washington y La Habana aún tienen discrepancia sobre asuntos como las sanciones estadounidenses contra el país caribeño.

El presidente cubano, Raúl Castro, pide el levantamiento de las sanciones impuestas por Washington contra La Habana.

EE.UU. impuso sanciones financieras y económicas contra Cuba en 1962 y las intensificó en 1996.

Algunos políticos estadounidenses se oponen al mejoramiento de las relaciones entre ambos gobiernos. Además, el presidente estadounidense, Barack Obama, requiere del apoyo de la mayoría de los representantes del Congreso para suministrar los recursos financieros de la Embajada de La Habana que vuelve a iniciar su labor el 20 de julio así como el levantamiento de las sanciones económicas, comerciales y financieras, impuestas contra la isla desde hace más de un medio siglo.

La mayoría de los miembros de la Cámara de Representantes de EE.UU se opone a dedicar el presupuesto de casi 6 millones de dólares que pide la Casa Blanca para abrir la embajada de EE.UU. en La Habana.

Por medio de una conversación telefónica celebrada el pasado 17 de diciembre de 2014, Castro y Obama acogieron el mejoramiento de las relaciones bilaterales.

Cuba, centro de atención internacional

2

Las autoridades de Cuba, en la nueva ronda de sus lazos internacionales, eligieron al Vaticano como destino de un viaje diplomático.

El presidente cubano Raúl Castro se reunió durante una hora con el papa Francisco en una entrevista privada en la que agradeció su mediación en la normalización de las relaciones con los Estados Unidos.

Durante el viaje, en el que fue acompañado por el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, Castro habló con el papa Francisco sobre su decisión a volver a la fe católica y rezar.

Horas después de dicha reunión, La Habana dio la bienvenida al presidente francés, Francois Hollande, lo cual se considera el primer viaje de un presidente galo en más de un siglo. Así mismo, es la primera autoridad europea en viajar a Cuba tras el acuerdo alcanzado entre Washington y La Habana en el diciembre pasado.

El proceso de la normalización de las relaciones entre Cuba y el país norteño, continúa con varios altibajos en su camino. La ocupación de la bahía de Guantánamo por los estadounidenses, el lento proceso del levantamiento de las sanciones estadounidenses contra dicho país latinoamericano, y la lista de los países partidarios del terrorismo de Washington que incluía a Cuba, son obstáculos en dicho camino.

Pese a la existencia de dichos obstáculos, Cuba en la nueva ronda de sus relaciones extranjeras que llegó a su hito en diciembre de 2014, se ha convertido en un centro de atención internacional especialmente para los aliados de la Casa Blanca.
Por ejemplo, el Gobierno japonés, simultáneamente con el viaje de su canciller a dicho país centroamericano, destacó su plan para aumentar los lazos económicos y comerciales con Cuba.

Los expertos creen que debido a la mejora de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, los funcionarios de Tokio, consideran a La Habana un socio fiable en el campo de la inversión y el desarrollo económico.

Las empresas británicas, por su parte, durante una reunión mantenida a finales de abril en La Habana, firmaron acuerdos con sus pares cubanos, según los cuales, acordaron invertir 400 millones de dólares en los sectores de la energía, agricultura y el turismo.

La Unión Europea, al contrario de Estados Unidos, levantó en el año 2008 las sanciones anticubanas, y al saludar el cambio de las relaciones La Habana-Washington, lo consideró un giro histórico.

En tales circunstancias, la visita de Hollande a Cuba, es un intento para abrir una nueva página en las relaciones de ambos países. Dicho viaje, también tiene importancia a la hora de aumentar el volumen de comercio entre los dos países, que ahora ha alcanzado 388 millones de dólares.

El 17 de diciembre de 2014, Cuba y Estados Unidos anunciaron el inicio de un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas, después de más de medio siglo de distanciamiento debido a la victoria de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959.

Actualmente, los aliados de Washington que ya no consideran como un obstáculo las políticas estadounidenses, han aumentado sus esfuerzos para mejorar lazos con Cuba, y así destacar el fracaso de las políticas de sanciones estadounidenses.