Comunidad árabe venezolana rechaza visita del emir de Catar a Venezuela

7

E: Bueno señor Abdel El Zabayar, diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, ¿Cómo ve usted como presidente de la Federación Árabe la visita del emir de Catar a Venezuela? Por favor…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/entrevistas/item/253353-e

Anuncios

Catar utiliza «Corte Inglés» para entrar takfirismo en América Latina

5

Con su entrada en «El Corte Inglés» el jeque Hamad Bin Jassem, hombre fuerte de las finanzas de Catar, quiere emprender la conquista del emergente mercado de América Latina. El país más rico del mundo diversifica sus inversiones para no depender de gas, su principal fuente de riqueza…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/250738-catar-convertir%C3%A1-%C2%ABel-corte-ingl%C3%A9s%C2%BB-en-su-punta-de-lanza-para-entrar-el-takfirismo-en-am%C3%A9rica-latina

Continúa estrategia intervencionista de Catar, esta vez en Irak

5

En el marco de la estrategia intervencionista de su país en los asuntos internos de otros Estados árabes, el ministro catarí de Asuntos Exteriores, Jaled al-Atiya, arribó a Erbil, al norte de Irak, la noche del domingo 19 de julio sin permiso del Gobierno iraquí, con el fin de reunirse con las autoridades del Kurdistán, incluido el presidente de esta región, Masud Barzani.

Se trata del primer viaje de una autoridad de alto nivel catarí a esta zona.

Antes del estallido de las protestas árabes en 2011, Catar era conocido como un país mediador de la paz en Oriente Medio. Pero tras las protestas populares, Doha fue presa de la ilusión del liderazgo del mundo árabe e intentó elevar su posición regional.

El ex gobierno de Catar, presidido por el jeque Hamad ibn Khalifah Al Thanin, emprendió la estrategia de entrometerse en los asuntos internos de los países afectadas por las protestas antigubernamentales, con lo cual la política exterior de Doha, con un giro de 180 grados, cambió de ser mediador de la paz a ser partícipe en la creación del caos en la región.

La intromisión de Catar en los asuntos internos de Libia, Siria, Egipto e Irak era más evidente que la de cualquier otro país.

La caída del gobierno de Mohamed Mursi en Egipto, la permanencia de Bashar al-Asad en el poder en Siria y el involucramiento de Libia en una plena crisis interna, pusieron de manifiesto el fracaso de la estrategia injerencista de Catar y acabaron con su ilusión del liderazgo del mundo árabe.

Si bien esta estrategia no se sigue en Egipto, está siendo perseguida en Libia, Siria e Irak, pero sin la ilusión del liderazgo del mundo árabe y solo con el objeto de ejecutar las políticas estadounidenses.

La intervención de Catar en Irak se realiza en el marco de respaldar los planes separatistas y de apoyar a la oposición y a los grupos terroristas.

Catar se considera uno de los promotores principales del plan estadounidense para dividir a Irak en tres Estados, incluido uno kurdo. La cadena de televisión catarí Al Yezira, es uno de los pocos medios que apoyan al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Irak.

El viaje del canciller catarí a Erbil para entrevistarse con Barzani, se ha realizado sin coordinación con el gobierno de Bagdad, que mantiene serias diferencias con el gobierno local de la Región de Kurdistán.

Algunas autoridades y parlamentarios iraquíes protestaron contra esa medida de Al Atiya. La legisladora Alia Nasif denunció que este viaje, realizado sin el conocimiento del gobierno central, contraviene la legislación internacional.

El Gobierno de Doha continúa interviniendo en los asuntos internos de los países árabes mientras esta estrategia ha aumentado las amenazas ambientales de este pequeño país del Golfo Pérsico.