Se va el 2013

10

Sigamos evocando recuerdos mientras llega el año nuevo cargado de buenos deseos y ojala, de muchos éxitos, salud y prosperidad para todos.        A medida que empiezan a agotarse las horas del año 2013, van desfilando también por la mente de todos los recuerdos de lo bueno, lo malo o lo feo que pasó por nuestras vidas y simultáneamente proyectamos el futuro, lo que nos puede ocurrir en el 2014.   

El balance personal corre por cuenta de cada uno, de cada familia, de cada núcleo social y el futuro que deseamos, pues siempre será el mejor, un nuevo año en el que podamos reivindicar nuestras fallas y lograr las metas que quedaron pendientes del año viejo.
En el terreno de la convivencia ciudadana también hay desde luego, balances y proyectos. Localmente hay que celebrar que una vez más no tuvimos huracanes, y queremos creer que por lo tanto, las compañías de seguros se abstendrán de seguir elevando el valor de las pólizas de seguro; que la recuperación económica empezó a sentirse y a reflejarse en el empleo, que ha sido uno de los factores preocupantes de los últimos tiempos; que el desarrollo inmobiliario volvió a tomar el ímpetu perdido con motivo de la tétrica burbuja, reactivando diversos sectores de la economía. Pero por desgracia, la seguridad pública y la criminalidad mancharon con mucha sangre nuestra población.
Por mas que las agencias oficiales nos digan lo contrario, en este condado la violencia callejera y familiar llenó de luto a muchas familias, sembró el terror en muchos sectores, los homicios-suicidos se multiplicaron, así como los tiroteos protagonizados por vándalos y hasta por los mismos policías, algunas veces en actuaciones dudosas, como la muerte de un joven artista colombiano por el solo hecho de estar pintando un graffiti.
En fin, quizás en la balanza la criminalidad lleve el mayor peso, pero en el lado opuesto también hay merecimientos para estar satisfechos. Sigamos con el conteo regresivo y los recuerdos, mientras llega el año nuevo cargado de buenos deseos y ojalá, de muchos éxitos, salud y prosperidad para todos.

Eucario Bermúdez