Carta de Reyes (para todos los musulmanes y musulmanas)

Empero, además de ellos, en cada ámbito existe un ataque directo o implícito contra nosotros: desde la película de ficción, disfrazada de historia novelada, donde se nos retrata como retrógrados, violentos, etcétera, hasta el diario que llama a esta guerra satánica con nombres que no le corresponden, como la palabra yihad, término coránico y sagrado, que en la mente del mundo ya es sinónimo de crueldad ciega o fanatismo asesino. Esto, al exterior de nuestra Ummah, o congregación de fieles.

Y al interior, fuimos infiltrados por los indoctrinadores de ésta simulación espiritual, y apenas se discierne la frontera de sus seguidores, de la de nuestra grey.

Afuera y adentro del Islam, permanentemente, un enemigo poderoso pugna por destruir o por lo menos contaminar nuestro tejido social, y quien lo ignore a sabiendas, se pone y nos pone en peligro. Cuantimás quien no haya sido informado de esta realidad.

Los atentados cometidos en nuestro nombre se suceden uno tras otro, y dan pretexto a los estados para que sus totalitarismos se desplieguen, arropados de leyes que pretenden proteger a los ciudadanos de la versión demente de nuestros hermanos, los extremistas o fundamentalistas, cuando estas sociopatías, de islámicas sólo tienen el nombre y la cobertura mediática.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s