TURQUIA EN SU LABERINTO, PARTE II

7

Turquía es un país que no está dispuesto a aceptar la eliminación del grupo terrorista EIIL – Daesh en árabe – pues esta banda terrorista se ha convertido en punta de lanza de los intereses políticos y económicos del gobierno de Ankara en la zona, convencidos que seguir apoyando el terror takfirí, tanto en Siria como en Irak, fortalecerán sus papel regional.

DOBLE IDENTIDAD

Turquía, desde su nacimiento como Estado Moderno, tras el fin del Imperio Otomano, ha transitado por una contradicción interna, que se asimila a un personaje con doble personalidad, al estilo del clásico texto de Robert Louis Stevenson “El Extraño caso del Dr. Jekyll and Mr Hyde” donde se presenta, al menos desde el discurso, una Turquía moderna, decidida a enfrentar los retos del futuro e implicarse de lleno en las soluciones de su región. Pero, al mismo tiempo, desarrolla una política de agresión contra sus vecinos, bajo los dictados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte – OTAN – alianza con grupos terroristas y fuerte represión a la oposición política y a pueblos como el kurdo, que representa el 20% de su población…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/256426-turquia-en-su-laberinto-parte-ii

Mundo busca aumentar sus lazos comerciales con Irán

5

IRIB- Ya ha llegado el tiempo para que las empresas occidentales y los gigantes de la energía amplíen sus esfuerzos para aumentar sus lazos comerciales con Irán.

El presidente iraní, Hasan Rohani, partió el lunes a Italia en su primer viaje a la Unión Europea tras la reciente aplicación del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en inglés) logrado entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

En su primera escala, en Italia, Rohani se reunió con el presidente de ese país, Sergio Mattarella, y con su primer ministro, Matteo Renzi. Tras Italia, Rohani viaja a Francia, donde mantendrá un encuentro con el presidente francés, François Hollande, y otros representantes del Gobierno galo.

Industria, agricultura, medio ambiente, turismo, medicina, equipamientos médicos, relaciones científicas y universitarias, se encuentran entre los temas abordados en este viaje. El presidente iraní, también, destacó la transferencia de tecnologías modernas a Irán.

Los mayores inversores europeos en Irán luchan ahora por recobrar su lugar ante la enorme competencia abierta por diversos países, incluidos los asiáticos. Ya reconocen que Irán es un puente que les permite acceder al mercado de 600 millones de personas en la región.

Uno de los países asiáticos que quiere aumentar sus lazos con el país persa es China, que busca convertirse en el mayor socio comercial de Irán durante al menos 25 años.

En este sentido, el líder de la República Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, pidió el aumento de los lazos económicos y de seguridad con China. En una reunión mantenida el sábado con el presidente chino, Xi Jinping, en Teherán, capital iraní, expresó la disposición del país persa a ampliar los lazos con naciones independientes como China. Además, reiteró que Estados Unidos no es honesto en la lucha contra el terrorismo y que los iraníes nunca confiarán en Occidente.

Irán es el país más confiable de la región desde el aspecto de la energía, ya que sus políticas energéticas no se verán afectadas por los extranjeros. Esto significa que un país tan fiable siempre tratará de encontrar socios fiables para la cooperación en materia de seguridad, y el comercio.

Durante la histórica visita del presidente chino a Irán, los dos países firmaron 17 acuerdos para incrementar el comercio bilateral. Pekín ha cumplido con sus compromisos en virtud del acuerdo nuclear, por lo tanto, merece tener un lugar especial en el gran mercado de Irán.

Actualmente, el presidente Rohani encabeza una delegación de 120 miembros, entre ellos empresarios, así como el ministro de Petróleo y otros funcionarios del Gobierno persa.

Dicha visita histórica ofrece una oportunidad perfecta para los ejecutivos europeos, empresas comerciales y gigantes de la energía con el fin de que puedan volver a establecer aún más lazos comerciales con Irán.

El 16 de enero de 2016, Irán y la Unión Europea (UE) saludaron la implementación del “histórico” acuerdo nuclear alcanzado entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) y anunciaron el levantamiento de todas las sanciones antiraníes.