Parlamento de Tayikistán da luz verde a una presidencia vitalicia para Emomali Rajmon

6

IRIB – El Parlamento de Tayikistán aprobó una enmienda constitucional que permite a Emomali Rajmon elegirse presidente para periodos ilimitados.

Según declaró el diputado tayiko Mohammad Ali Vatanzade, 62 legisladores refrendaron la enmienda, que debe ser ratificada, además, por el Tribunal Constitucional y luego someterse a referéndum. Se comenta que el título de “líder vitalicio de la nación” que se le otorgó a Emomali Rajmon, ha reforzado un poco más el culto a la personalidad del mandatario tayiko. Vatanzade aclaró que los parlamentarios también redujeron de 35 a 30 años la edad mínima para presentarse como candidatos a las elecciones presidenciales, y propusieron la prohibición a la actividad de partidos políticos con naturaleza religiosa. Según los analistas, la medida es para permitir que el hijo de Emomali Rajmon, que ahora tiene 27 años, pueda postularse a los comicios presidenciales de 2020. La transferencia del poder en los países centroasiáticos sigue siendo uno de los temas que se ha convertido en una pesadilla para los gobernantes de esas repúblicas, entre las cuales Kirguistán es la única en la que hay elecciones libres y justas. La verdad es que, desde la subida al poder de los presidentes de los citados Estados, el afán de poder ha impedido que el mecanismo del traspaso del poder en los mismos se realice en base a un proceso lógico y principios democráticos. Tema que ahora se ha convertido en una crisis de gobierno en las repúblicas del Asia Central, y ha llevado a sus líderes, excepto a los de Kirguistán, hasta el extremo de hacer hereditario al gobierno en la familia de la persona del presidente. Si este enfoque es considerado como una de las vías para mantener el poder y, según los dirigentes de los gobiernos de la región, preservar la estabilidad en esos países, preparar las condiciones para celebrar unas elecciones basadas en los principios democráticos es la otra cara de la moneda de la transferencia del poder, que poco se ha visto en las repúblicas centroasiáticas. E ignorar este enfoque ha creado una especie de similitud de comportamiento entre los líderes de los países de la zona. El último de los casos de este tipo fue Kazajstán, que el año pasado y a propuesta de los parlamentarios, persuadieron al presidente para que convocara a elecciones presidenciales anticipadas. Y en el proceso electoral de marzo pasado, Nursultan Nazarbayev volvió a tomar el poder. Un modelo al que ahora sigue Tayikistán donde según la decisión de los legisladores, se permiten periodos ilimitados de presidencia para Emomali Rajmon. A juicio de los observadores, el planteamiento simultáneo del tema de “líder de la nación” en la Constitución, y de la reducción, de 35 a 30 años, de la edad autorizada para postular a la presidencia, se ha realizado con el fin de eliminar la preocupación por mantener el poder en la familia de Rajmon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s