Irak advierte a Turquía

11

IRIB – En reacción a la persistencia de la presencia de las tropas turcas en el territorio iraquí, el ministro de Exteriores de Irak, Ibrahim al-Yafari, amenazó a Ankara con utilizar la opción militar.

Yafari dijo al respecto que aceptar la violación de la soberanía del país mesopotámico, significaría el reconocimiento de la presencia de las fuerzas turcas en el territorio iraquí, y que el Gobierno de Bagdad no solo no acepta tal insulto, sino que pide la retirada rápida y completa de los uniformados turcos.

Desde el principio, Irak consideró la agresión de las fuerzas turcas como una violación de la buena vecindad y pidió a Turquía que abandonara de inmediato su territorio y pusiera fin a ese juego peligroso.

El Ejército turco entró en diciembre pasado en Mosul, en la provincia de Nínive, al norte de Irak, bajo pretexto de entrenar a las fuerzas peshmerga kurdas iraquíes.

Hasta la fecha, Bagdad ha mantenido el autocontrol y ha condenado esa acción ilegal pidiendo a Turquía que ponga fin a su política militarista en la región e Irak y ha preferido encontrar, a través de la comunidad internacional, una solución para acabar con la ocupación de su territorio.

Las condenas a la presencia de las tropas turcas en el suelo iraquí por parte de la Liga Árabe y el Consejo de Seguridad de la ONU también indica el rechazo global a esa política ocupacionista del Ejecutivo turco.

Pese a la advertencia explícita de los líderes de Irak a Turquía para retirar a sus soldados y respetar la integridad territorial del país árabe, el Gobierno de Ankara insiste en no sacarlos.

Con anterioridad y en las pasadas décadas, los entonces Gobiernos turcos soñaban con anexar Mosul a su territorio y dominar las zonas petrolíferas de esa región y de Kirkuk, y ahora parece ser que la lucha contra el grupo Daesh se ha convertido en un pretexto para que Turquía se esfuerce en este sentido.

La tensión en las relaciones Bagdad-Ankara, que en los últimos años se había intensificado debido a la cooperación unilateral de Turquía con la región del Kurdistán iraquí para vender el petróleo de la misma en los mercados mundiales, así como los bombardeos a las áreas del norte de Irak bajo pretexto de aniquilar al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), ahora ha llegado a su punto álgido con la ocupación del suelo iraquí.

La independencia de Irak está amenazada no solo por parte de los terroristas takfiríes, sino también por los actores regionales y extranjeros. El grupo terrorista Daesh mantiene ocupadas algunas zonas de Irak desde junio de 2014 y en la ocupación de Mosul y algunas otras partes del país, ha disfrutado del apoyo abierto de Turquía, Arabia Saudí, Catar, EE.UU. e Israel.

Bajo tales condiciones, Turquía ha agredido al norte de Irak bajo excusa de combatir a Daesh, justificando así la ocupación del suelo de su vecino.

El expansionismo de Turquía en Irak y la presencia de los militares turcos en territorio iraquí, son un claro ejemplo de una agresión que no es acorde con la legislación internacional y el principio de la buena vecindad.

Anuncios

Retraso en la formación del Gobierno libio

13

IRIB – El Consejo Presidencial Libio anunció a través de un comunicado el retraso en la formación del nuevo Gobierno.

Según el texto, la medida se ha demorado por dos días a fin de completar los mecanismos necesarios.

La primera sesión del Consejo Presidencial del Gobierno de reconciliación nacional, tuvo lugar el pasado primero de enero con la participación de todos los miembros.

Las sesiones se han celebrado con el objeto de obtener mayores logros respecto al acuerdo y en base a un calendario concreto.

El mes pasado, las partes enfrentadas en el país norteafricano firmaron en la ciudad de Sjirat, en Marruecos, el acuerdo de paz, bajo auspicios de la ONU, con la finalidad de crear un Gobierno de unidad nacional.

En virtud del pacto, se forma un Consejo Presidencial para crear un gobierno unido.

El acuerdo de Sjirat se enfrenta a muchos obstáculos. Según algunas de las ex autoridades libias, la mayoría de los libios son pesimistas sobre este trato. Conforme a esta visión, el Gobierno de reconciliación nacional se forma basándose en las resoluciones de la comunidad internacional, las cuales no son admisibles para la mayoría de las partes en Libia. Los partidarios de esta teoría sostienen que el acuerdo no durará mucho tiempo, ya que no representa a una parte de la sociedad libia y provocaría problemas más tarde.

Al respecto, el exministro libio de Cultura y Medios aclaró en los últimos días que el arsenal militar, incluyendo tanques, aviones y misiles y que en el pasado estuvo en poder de las fuerzas castrenses, ahora está bajo control de las milicias.

Al insistir en que el Occidente ordena a los terroristas de Daesh permanecer en su lugar o avanzar, el extitular subrayó que ellos están presentes en Libia y no se puede negar esto, pero los medios occidentales magnifican el poderío de los terroristas para justificar su presencia e intervención en el territorio libio.

Tampoco los extremistas de ambos lados están a favor del acuerdo de Sjirat. Por eso, siguen habiendo algunas dudas sobre la forma de aplicarlo en un país donde el principal poder está en manos de los grupos armados.

Entretanto, el enviado especial de la ONU para Libia, Martin Kobler, calificó como una medida histórica, la firma del acuerdo político entre las partes en conflicto en Libia, por contribuir a una transición pacífica del poder.

En los pasados años, Libia ha perdido su soberanía por países que tienen intereses en esa nación. Y ahora la formación de un nuevo Gobierno podría ser inicio de un cambio en ese país.

Tras la reunión de las partes libias en Roma el pasado domingo, la ONU, la Unión Europea, EE.UU. y otros países árabes insistieron en que el acuerdo, es la única vía para acabar con los enfrentamientos en Libia.

Una vez derrocado el dictador libio Muamar al-Gadafi, las partes en conflicto dividieron al país en dos sectores: El sector este, que formó el Gobierno internacionalmente reconocido, y el Gobierno paralelo, que declaró a Trípoli como su sede.

Algunos observadores creen que la infiltración de las corrientes afines al Occidente en el gobierno post-revolucionario y la actividad de agrupaciones armadas, es la causa de la decepción del pueblo y de la crisis que vive el país.

Arabia Saudita… hacia el derrumbe

8

En un año, el nuevo rey de Arabia Saudita, Salman, hijo número 25 del fundador de la dinastía Saud, ha logrado consolidar su autoridad personal en detrimento de las demás ramas de la familia real, como el clan del príncipe Bandar ben Sultan y el del ex rey Abdallah.

Pero no se sabe lo que Washington puede haber prometido a los perdedores para que no traten de recuperar el poder que han perdido. En todo caso, una serie de cartas anónimas publicadas en la prensa británica hacen pensar que estos miembros de la familia real saudita no han renunciado a sus ambiciones.

Después de haberse visto obligado por sus hermanos a nombrar al príncipe Mohamad ben Nayef como próximo heredero, el rey Salman rápidamente lo aisló y limitó sus competencias, favoreciendo con ello a su propio hijo, el príncipe Mohammed ben Salman, cuyo carácter impulsivo y brutal no ha podido ser compensado por el Consejo de Familia –que ya no se reúne. De hecho, el príncipe ben Salman y su padre el rey son quienes están gobernando el reino, solos, como autócratas, sin ninguna forma de contrapoder en un país donde nunca se ha elegido un parlamento y los partidos políticos están prohibidos…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/255898-arabia-saudita%E2%80%A6-hacia-el-derrumbe