Objetivos del eje Wahabí-Sionista contra Irán

6

El acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1, significó un duro revés para los sectores belicistas de Occidente, como también fue un golpe difícil para Israel y Arabia Saudí; tradicionales enemigos de Irán.

Los resultados de los acuerdos nucleares dieron muestra de la enorme voluntad de la nación persa de sobreponerse a una década de injustas sanciones por parte de Estados Unidos y secundados posteriormente por la Unión Europa (UE) al acusar a Teherán de desarrollar un programa nuclear con objetivos militares.

En julio del año 2015 el mundo aplaudió los resultados de tantos meses de conversaciones cuando la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, anunciaron al mundo que el Sexteto e Irán habían logrado ponerse de acuerdo.

Dentro de las voces discordantes y que llamaban a no terminar las presiones contra Teherán se encontraba tanto Israel como la Monarquía saudí, para quienes el acuerdo nuclear que volvía a colocar a irán en el primer plano internacional y relevaba su papel regional fue un golpe al que les ha costado sobreponerse. Sobre todo por Riad ha estado empeñada en cercar a su rival regional usando para ello las influencias y su condición de aliada de Occidente. Sin embargo, las jugadas, el lobby político y hasta las amenazas económicas, incluyendo las despreciables operaciones de la caída del precio del petróleo, no han doblegado el interés primordial de avanzar en los acuerdos y que han permitido a Irán mostrarse con todo el poder que tanto temen saudíes y sionistas…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/255863-

Anuncios

Israel teme el aumento de las presiones en su contra

3

IRIB – El incremento de las presiones contra Israel por su expansionismo y sus atrocidades en los territorios ocupados ha asustado a las autoridades del régimen sionista.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, recriminó el aumento de las presiones de los países europeos contra su gobierno por ampliar los asentamientos judíos en las tierras palestinas y el trato violento de las tropas israelíes a los palestinos, y dijo que las medidas punitivas de la Unión Europea contravienen las relaciones amistosas bilaterales y si continúan, Tel Aviv reaccionará.

En los últimos días, muchos funcionarios de Israel protestaron por la intensificación de las presiones de la UE contra su régimen, entre ellas el plan para etiquetar los productos exportados de las colonias judías en Cisjordania, y pidieron a Netanyahu que reaccionara contra el bloque comunitario.

Al referirse a la demanda de Suecia para investigar las últimas acciones violentas de Israel contra los palestinos, Netanyahu declaró que Israel espera que sus amigos europeos comprendan la situación de su gobierno y apoyen las políticas de Tel Aviv en la región.

La ministra sueca de Exteriores, Margot Wallström, pidió el martes pasado una investigación sobre la violencia israelí contra los palestinos durante la Intifada de Al Quds.

Desde octubre de 2015, los uniformados israelíes han matado a unos 160 palestinos y han puesto en marcha distintos proyectos para construir asentamientos judíos en los territorios ocupados, medidas que han provocado la protesta y reacción de las entidades internacionales, incluida la UE.

En este sentido, la Comisión Europea aprobó en noviembre pasado un proyecto que obliga a los Veintiocho a indicar el origen de los productos fabricados en Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán.

Ello ayuda a los compradores en los países comunitarios a boicotear conscientemente los productos hechos en las colonias judías ubicadas en los territorios ocupados.

Pese a las oposiciones internacionales y a numerosas resoluciones adoptadas por la ONU, la entidad sionista ha construido más de cien asentamientos en dichas regiones desde 1967 cuando ocupó las tierras palestinas en Cisjordania.

De allí que las políticas expansionistas y represivas de Israel hayan llamado la atención internacional a la verdadera naturaleza de ese régimen. Tanto es así que en los últimos años, el mundo ha sido testigo del apoyo cada vez mayor internacional a los derechos de la población palestina.

De hecho, las crecientes reacciones globales, especialmente las europeas, a los crímenes y el expansionismo de Israel tras la presión de la opinión pública mundial, indican que el régimen sionista afronta condenas internacionales. Y la comunidad internacional expresa de distintas maneras su repudio al régimen de Tel Aviv, lo que apunta al aislamiento cada vez mayor del mismo en el escenario mundial.

Falla fijación de fecha para negociaciones; Arabia Saudí continúa atacando a Yemen

5

IRIB – Mientras el enviado Especial de la ONU para Yemen no llegó a un acuerdo con los grupos yemeníes sobre la celebración de la próxima ronda de las negociaciones entre los mismos, Arabia Saudí sigue cometiendo crímenes en distintas zonas del país.

Ismail Ould Cheikh Ahmed declaró el jueves antes de abandonar Saná, capital de Yemen, que no se ha fijado una nueva fecha para la reanudación de las pláticas de paz para acabar con una guerra que estalló hace casi 10 meses en el país árabe.

Esto sucede mientras el pasado 20 de diciembre y al concluir seis días de negociaciones en Suiza, el emisario de la ONU informó que las partes en conflicto habían acordado celebrar una nueva ronda negociadora el 14 de enero en Etiopía.

Mohamed al-Bakhiati, miembro de la oficina política del movimiento popular Ansarolá, calificó el viernes a Arabia Saudí como el principal obstáculo para las negociaciones intra-yemeníes, diciendo que Riad ha optado por obstaculizar las mismas para alcanzar sus objetivos a través de la agresión.

Al-Bakhiati afirmó asimismo que frenar los enfrentamientos, acabar con el asedio a distintas zonas y acordar eliminar el vacío en el Poder Ejecutivo se cuentan entre las soluciones que propone Ansarolá para poner fin a la crisis que atraviesa el país.

Entretanto y en el escenario bélico, los cazas saudíes continuaron con sus crímenes contra el pueblo indefenso yemení al bombardear diferentes áreas de las provincias de Amran y Taiz, al sur, Marib, en el centro, y Hajjah, en el noroeste de Yemen.

Los aviones de combate de los Al Saud echaron bombas varias veces sobre los distritos de Hawzan en Taiz y de Huth en Amran, tras lo cual algunos ciudadanos yemeníes murieron o resultaron heridos.

Al mismo tiempo, algunos cooperantes fueron blancos de los ataques aéreos a Amran y Taiz.

Los cazas saudíes también lanzaron bombas, en 15 ocasiones, sobre distintas áreas de las dos provincias de Marib, en el centro, y de Hajjah, en el noroeste de Yemen.

Los bombardeos a diferentes regiones de Yemen siguen siendo objeto de amplias críticas. Al respecto, un experto mediático yemení, Ali al-Darwani, se refirió a la persistencia de la ofensiva del reino saudí a Yemen y la muerte de miles de yemeníes inocentes, y dijo que el pueblo de ese país antes se enfrentaba a muchas dificultades, pero éstas se han multiplicado tras los ataques de Al Saud.

En compañía de algunos otros países árabes, Arabia Saudí comenzó, desde el pasado 26 de marzo, una ofensiva contra Yemen, la cual aún continúa.