Un nuevo acoso del imperio contra la República Islámica de Irán

4

E: En el nombre de Dios Todopoderoso, saludamos a nuestros estimados analistas, señor Luis Brito, escritor y periodista internacional venezolano, y también al señor Dr. Libardo Orejuela, profesor universitario colombiano. Estimados oyentes el tema de esta semana es: “Un nuevo acoso del imperio contra la República Islámica de Irán”. Así que debatimos este tema vamos a aprovechar las opiniones de nuestros estimados analistas. Empezamos nuestro programa con Dr. Libardo Orejuela desde Colombia…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/entrevistas/item/255685-un-nuevo-acoso-del-imperio-contra-la-rep%C3%BAblica-isl%C3%A1mica-de-ir%C3%A1n

Anuncios

Israel castiga a un grupo de palestinos defensores de Beit al-Moqaddas

IRIB – En una medida ilegal y para impedir la presencia de los defensores y fieles palestinos en la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén, las autoridades israelíes les interrumpieron los servicios médicos y el pago de sus honorarios y el salario de jubilación, relacionados con la seguridad social.

En septiembre de 2015 y a recomendación de la organización de inteligencia Shabak y de la policía del régimen sionista, el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, consideró como grupos ilegales a las asociaciones defensoras de la mezquita de Al Aqsa y les acusó de querer perturbar la seguridad.
El status de Beit ul-Moqaddas (Jerusalén) siempre ha sido uno de los temas más importantes en el conflicto palestino-israelí. En 1947, la resolución 181 de la Asamblea General de la ONU sobre el futuro gobierno palestino, estableció que la ciudad de Beit ul-Moqaddas fuera manejada por un periodo de 10 años bajo auspicios de la ONU. Plan que nunca se puso en marcha y, después del fin de la guerra de 1948, la parte occidental de la ciudad de Al Quds (Jerusalén) fue ocupada por Israel. En la Guerra de los Seis Días en junio de 1967, Israel tomó la parte este de Beit ul-Moqaddas e inmediatamente después de anexarla a la parte occidental, declaró a esa ciudad como su capital, a donde trasladó las sedes del primer ministro y de los ministerios, con lo cual cerró el expediente de la devolución de esa localidad. El 31 de julio de 1980 y con la aprobación de la Knesset, el parlamento israelí, Al Quds se convirtió en la capital de Israel con las fronteras de Beit ul-Moqaddas en 1948 y 1967. En respuesta a la protesta y la condena del Consejo de Seguridad de la ONU y basándose en la resolución 478 adoptada en el mismo año, Israel expresó su rechazo a ese documento internacional sobre Al Quds. La ocupación militar de Al Quds comenzó, en los primeros meses, con la política de construcción de asentamientos judíos y destrucción de la mezquita de Al Aqsa con el afán de que la población palestina de esa localidad pase a ser minoría. Bajo presión de Israel y del alcalde israelí de Al Quds, los habitantes de esa ciudad se vieron obligados a recibir carnés de identidad israelíes para que, en caso de cualquier protesta, la entidad sionista pudiera expulsarlos y confiscar sus tierras y casas, y allanar el camino para eliminar a los palestinos residentes de Beit ul-Moqaddas. Transcurridos 49 años de la ocupación de Al Quds Este, que alberga los lugares históricos de la ciudad, las autoridades israelíes han emprendido la política de cortar los servicios de la seguridad social a los defensores de la Mezquita Al Aqsa, tras las políticas de hostigamiento de confiscar los carnés de identidad, impedir la entrada de los palestinos en dicho templo o expulsarlos de Beit ul-Moqaddas.

Política saudí: crear tensión en sus relaciones con Irán

3

IRIB – En estos días y con sus acciones provocativas, los saudíes están tratando de presentar una imagen positiva de su papel regional, a precio de aislar a Irán.

Este método en la política saudí tiene antecedentes: De la misma manera, Riad también provoca tensión en Yemen, Siria, Baréin e Irak, pero oculta esto bajo cobertura de coaliciones regionales e internacionales.

Tal vez, Arabia Saudí, cree que con tales medidas puede obtener una mejor situación política, pero de hecho, está creando crea una nueva crisis en la que el mayor perjudicado es el reino saudí.

Prueba de este error es lo que hizo el reino saudí en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) provocando la bajada de los precios del crudo con sus políticas petroleras para así perjudicar a sus rivales petroleros, incluido Irán, pero ahora el propio gobierno de Riad está sufriendo las consecuencias de ello.

Tampoco la guerra de las embajadas beneficiará a Arabia Saudí. Al respecto, las autoridades persas condenaron de inmediato el ataque a la embajada saudí en Teherán y a su consulado en la ciudad de Mashad y prometieron la persecución de los asaltantes.

Pero Riad sigue otros objetivos y su política estratégica se basa en el método de crear coaliciones de paja. En este sentido, se puede referir a la reunión ministerial extraordinaria del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico, que emitió el sábado un comunicado estereotipado en condena de Irán.

No cabe duda de que las posturas de Riad deben considerarse como una conducta menos convencional desde el punto de vista diplomático.

Los actos del gobierno saudí con respecto a las negociaciones nucleares de Irán con el Grupo 5+1 y su alineamiento con Israel, son otros ejemplos del comportamiento erróneo de la familia Al Saud.

Desde luego, las últimas gestiones de Riad buscan minimizar las condenas y el repudio globales a la ejecución del destacado clérigo saudí, el jeque Al-Nimr, y relegar este asunto a un segundo plano desatando una polémica política contra Teherán.

Esto sucede mientras tras formar una coalición árabe para realizar ataques aéreos contra Yemen, Arabia Saudí ahora sufre una confusión y busca una salida a este atolladero. Pero el camino que ha elegido, no tendrá otro resultado sino desestabilizar a la región.

Los Al Saud tratan de introducir los conflictos sectarios en el área de seguridad de los países de la zona, mientras que los saudíes detrás de esos conflictos, buscan dar continuidad a su influencia tradicional y desempeñar el papel del hermano mayor en la región.

Con tales conductas, los gobernantes saudíes no hacen más que alimentar la inestabilidad en la zona, y estos esfuerzos, en vez de fortalecer la posición saudí, han revelado más que nunca sus puntos débiles.

Al romper sus relaciones con Irán, también presionan a otros países para que sigan sus pasos, sin pensar ni un momento en lo que ganarán.

Como ha dicho el vocero de la Cancillería iraní, el cierre de las embajadas no solo no es una virtud, sino que tampoco reportará un beneficio. Tal situación quizás pueda proporcionar alimento propagandístico a sus planificadores.

La verdad es que crear tensiones forma parte, de alguna manera, de la política exterior de Arabia Saudí, que ha optado por una política ofensiva, pero esos comportamientos políticos seguramente le costará muy caro.

El gobierno de EEUU debe dejar de lado a Arabia Saudí

4

El analista político estadounidense Ryan Cooper enfatiza que, dada la coyuntura regional, ya es hora que EE.UU. deje de lado a Arabia Saudí, su amigo “más tóxico” y su aliado “retrograda, represivo y autoritario”.

“Incluso EE.UU. necesita cada vez menos el petróleo (de Arabia Saudí). Es hora de poner punto final a esta alianza y tratar con Arabia Saudí como cualquier otro régimen retrograda, represivo y autoritario”, afirma Cooper en un artículo publicado el miércoles por la revista estadounidense The Week.

Al respecto, recuerda que la última medida que ha alborotado Oriente Medio, es decir la ejecución del prominente clérigo chií el sheij Nimr Baqer al-Nimr, ha sido realizada por “nuestro peor mejor amigo: Arabia Saudí”.

“Sin lugar a dudas Arabia Saudí lo hizo a propósito (ejecución de Al-Nimr) y esto solo es una de las muchas atrocidades en desarrollo de Arabia Saudí”, advierte Cooper al tiempo que menciona la agresión saudí a Yemen y la consiguiente catástrofe humanitaria en ese país árabe como otro ejemplo.

En este sentido, también hace referencia al gran papel de Arabia Saudí en el financiamiento a favor de la ideología yihadista y extremista y sus esfuerzos para dañar el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) logrado el pasado mes de julio entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania)…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/255520-

Ven con nosotros a Irán (146) +audio

La ciudad de Karaj y sobre todo el alrededor del río de Karaj en la carretera de Chalus y también las partes norteñas han sido desde hace años los lugares de veraneo de Teherán que se dividen en tres partes: la región de Arangueh en el este del río de Karaj, la de Kordan y la de Barqan que incluyen la ciudad de Sawoybolq.

La región de Arangueh es una de las más impresionantes en los lugares de veraneo de Teherán, sin embargo, por ser montañosa y por el fuerte declive de la carretera no es tan famoso y, por tanto, es una región casi intocable donde los jardines y los ríos tienen reflejo y frescura. Algunas aldeas también están en esta región y se encuentran rodeados por los jardines de frutas.

La presa de Karaj es una de las más importantes presas para abastecer el agua de Teherán. Un poco más arriba de la presa de Karaj existen algunas aldeas que han creado una naturaleza muy bella. En el extremo de la carretera de Chalus y del lado derecho se extiende una carretera rumbo a una hermosa aldea llamada Sharestank que se encuentra a unos pocos kilómetros de distancia detrás del pico de Tuchal…

http://spanish.irib.ir/component/k2/item/252927-ven-con-nosotros-a-ir%C3%A1n-146