Jesucristo (la paz sea con él), símbolo singular de la bendición y amor divinos

5

Este día, está adornado con un nacimiento bondadoso y feliz, un día en que Dios puso a Jesús en los brazos de una gran dama como María (saludos sea para ella). Estamos en el aniversario del nacimiento de un Enviado que predica la compasión y la justicia en el mundo y, que por orden de Dios, habló desde su cuna y dirija al pueblo ignorante. Él dijo: “Soy el siervo de Alá. Él me ha dado la Escritura y ha hecho de mí un profeta. Me ha bendecido dondequiera que me encuentre y me ha ordenado la azalá y el azaque mientras viva. Y que sea piadoso con mi madre .No me ha hecho violento, ni desgraciado. La paz sobre mí el día que nací, el día que me muera y el día que sea resucitado a la vida”, aleyas 30 al 33 de sura María…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/254791-la-comunidad-musulmana-de-la-ciudad-francesa-de-lens,-deciden-proteger-este-jueves-por-la-noche-la-misa-de-navidad-los-musulmanes-franceses-ante-los-rumores-de-realizar-atentados-terroristas-en-la-navidad,-expresaron-su-apoyo-a-las-iglesia-donde-se

Anuncios

La coalición liderada por Arabia Saudí, nada más que papel mojado

8

Ahmed Asiri, consejero del ministro saudí de Defensa y vocero de la coalición árabe, liderada por Riad, declaró que Irán no ha tenido una interacción positiva con la creación de la coalición militar-islámica dirigida por Arabia Saudí y destinada a luchar contra el terrorismo.

Ahmed Asiri, consejero del ministro saudí de Defensa y vocero de la coalición árabe, liderada por Riad, declaró que Irán no ha tenido una interacción positiva con la creación de la coalición militar-islámica dirigida por Arabia Saudí y destinada a luchar contra el terrorismo.

El vocero de la coalición árabe contra el pueblo de Yemen, sin referirse al papel de su país en la promoción del pensamiento del terrorismo takfirí y de Daesh, afirmó que el que apoya al terrorismo no puede participar en la lucha antiterrorista.

Al señalar que la coalición militar-islámica ha sido creada y saludada con la participación de 35 países , alegó citando a la ONU que esta medida saudí puede considerarse como un paso importante en la guerra contra el terrorismo.

Pero tal coalición, no es compatible con el papel de Riad en la creación de grupos terroristas. Por eso, solo se trata de un teatro político.

La familia de Al Saud ha cooperado con distintos países, entre ellos EE.UU., en la creación de Daesh (EIIL). Bajo tales condiciones, la misión de Arabia Saudí en el combate contra Daesh no es más que una de cal y otra de arena y no hace más que promover el pensamiento wahabí.

Entre los países mencionados en la lista de 35 miembros de la coalición militar-islámica, solo Arabia Saudí y Catar trabajan dentro de un tratado que dicen que está orientado a la lucha contra el terrorismo de Daesh, pero que de hecho no es más que papel mojado.

Con su negro historial de apoyo al terrorismo, Arabia Saudí es una parte importante de la crisis que se vive en Siria, y es promotor de esta lacra. Y con su respaldo financiero e ideológico a decenas de agrupaciones terroristas en la región, no puede encubrir su papel devastador y su acto de promover el pensamiento terrorista.

Con una política lógica, Irán no hace caso de la coalición de Arabia Saudí por considerar a ese país como origen principal del terrorismo, y la ve como un espectáculo ridículo que solo está destinado a resarcir el fracaso de los Al Saud en el conflicto sirio.

Al fracasar en su intento de alcanzar el objetivo de derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad, Arabia Saudí fue denominada como el gran perdedor, ya que durante casi cinco años gastó muchos petrodólares para lograr ese objetivo, mientras que hoy en día Asad se mantiene en el poder, y Arabia Saudí está subyugada.

También la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU que insiste en la solución política y en el respeto a la soberanía y la integridad territorial de Siria y que no menciona el destino de Asad, ha aislado cada vez más a Riad.

El esfuerzo de Arabia Saudí por salir del eclipse del objetivo de la crisis siria, no dará legitimidad a sus actividades para combatir al terrorismo, ya que estamos hablando de un país que es el mismo terrorismo y centro de formación de terroristas.

Consejo de Seguridad de la ONU adopta resolución sobre Libia

7

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) adoptó una resolución sobre la creación de un gobierno de unidad nacional en Libia, según la cual éste debe ser el único representante del país norteafricano. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) adoptó una resolución sobre la creación de un gobierno de unidad nacional en Libia, según la cual éste debe ser el único representante del país norteafricano.

Como se señala en el acuerdo político logrado entre los grupos rivales libios, el nuevo gobierno de unidad nacional se formará en los próximos 30 días. El pacto fue firmado el pasado 17 de diciembre en la región de Skhirat en Marruecos y bajo auspicios del representante especial de la ONU, con el fin de acabar con las divergencias. El embajador de Libia ante la ONU, Ibrahim Dabbashi, saludó la citada resolución y pidió que se alivie el embargo armamentístico a Libia cuando suba al poder el nuevo gobierno. El objetivo de esta petición es el caos provocado por el avance del grupo EIIL (Daesh, en árabe) en Libia, que en la actualidad controla la ciudad de Sirte, al norte del país. Los observadores sostienen que los cabecillas de Daesh y Al Qaeda han convertido a Libia, al norte, y a Mali, al oeste de África, en escenario de incursiones. Los elementos de Daesh, cuyo número se eleva a 5.000, se han apoderado de Sirte, al norte de Libia, y de los aledaños en la costa del mar Mediterráneo. Tras Siria e Irak, Libia se considera el tercer bastión de esta banda terrorista. Entretanto, parte de las fuerzas de Daesh se encuentran avanzando hacia las regiones petrolíferas del este de Libia, lo que ha generado muchas preocupaciones. La persistencia de los combates en Libia y el retraso en la formación de un poderoso gobierno central, son algunas de las causas que han allanado el terreno para el avance y las incursiones de Daesh en Libia. De allí que la reciente resolución del CSNU pida a todos los países que ayuden al gobierno de unidad nacional libio a derrotar al EIIL. Asimismo, la comunidad internacional ha exigido a los gobiernos rivales en Libia que se unan por la estabilidad y la seguridad del país, que está en el caos y guerra civil desde la caída del gobierno dictatorial de Muamar al-Gadafi en 2011.