Manifestaciones en Baréin en solidaridad con los presos políticos

IRIB – En los últimos días, han continuado las manifestaciones pacíficas de los bareiníes en protesta por las acciones represivas del régimen de Al Jalifa, lo que demuestra que éste es incapaz para frenar la revuelta popular.

En estas movilizaciones, que tuvieron lugar en distintas regiones del país, los ciudadanos instaron a la excarcelación de los líderes de los grupos políticos revolucionarios, incluido el secretario general de la Asociación Islámica Al-Wefaq, el jeque Ali Salman.

Desde el 14 de febrero de 2011, Baréin es escenario de un levantamiento popular contra el régimen de Al Jalifa, en el que los ciudadanos reclaman la libertad política, la justicia, la eliminación de la discriminación y la subida al poder de un gobierno democrático.

La persistencia de protestas antigubernamentales indica que aún continúa la revuelta de los bareiníes contra un régimen que les niega derechos como la libertad de expresión, congregaciones pacíficas y formación de partidos.

Si bien el alzamiento popular estalló hace cuatro años y medio, las luchas clandestinas se remontan a hace mucho tiempo.

El régimen de Al Jalifa, que representa a una pequeña parte de la sociedad, hace varias décadas estableció un sistema despótico y sectario imponiendo una abierta injusticia contra la mayoría chiita del país, en la que ha cometido todo tipo de actos violentos para reprimir al pueblo, tales como el encarcelamiento de los activistas políticos y la destrucción de los sitios islámicos.

El gobierno no sólo ha pisoteado la libertad política de los ciudadanos, sino que también les niega otro derecho básico, que es la libertad de actividades religiosas.

La política gubernamental se basa en insultar cada vez más a las creencias de la gente, particularmente de los chiitas, que son mayoría en el país. El régimen de Manama piensa equivocadamente que puede disuadir al pueblo de que continúe con su levantamiento al demoler las mezquitas y al profanar sus santidades.

El hecho de que los bareiníes prosiguen con su revuelta, indica que sus luchas han tomado aspectos más amplios en lo que va de año. Ellos, al ignorar las instrucciones del Ministerio del Interior sobre la prohibición de movilizaciones, siguen manifestándose en diferentes zonas del país, incluida Manama, la capital.

La nueva ronda del alzamiento popular apunta a que los bahreiníes, pese a la represión del régimen de Al Jalifa y de los gobiernos que le apoyan, mantienen la iniciativa y están decididos a continuar con su movimiento hasta crear cambios básicos en su país.

Distintas cifras sobre los presos políticos estiman que son unos 10 mil, lo que pone de manifiesto que el de Baréin, en proporción a la población del país, es uno de los regímenes con mayor número de presos políticos en el mundo.

Se están realizando las más graves amenazas y actos represivos del régimen de Al Jalifa contra su pueblo, y la detención y el juicio a activistas bareiníes han adquirido dimensiones cada vez más amplias y preocupantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s