Continúan restricciones extremas para mujeres saudíes

7

Las mujeres saudíes han participado por primera vez el sábado en las elecciones municipales, como electoras y candidatas, un tema que ha atraído las miradas hacia la comunidad cerrada de Arabia Saudí y los derechos de las mujeres en el reino árabe.

Según medios locales, de unos 7000 candidatos, unas 900 mujeres están autorizadas por primera vez a presentarse en los comicios municipales con el fin de obtener escaños en los 284 concejos municipales.

Hace cuatro años, el entonces rey saudí, Abdalá, fallecido el pasado enero, anunció que en las elecciones municipales de 2015 las mujeres de Arabia Saudí podrían votar.

A pesar de que es la primera vez en la historia de dicho país que las mujeres han conseguido el derecho de participar en las elecciones, según las políticas del régimen de Al Saud, las mujeres aún no están autorizadas de llevar a cabo varias actividades principales como conducir, viajar, el derecho a divorciarse,

En tales circunstancias, las activistas saudíes creen que disfrutar de plenos derechos de ciudadanía, es un tema más importante que su participación en las elecciones. Ellas, también calificaron esta decisión como una farsa, para encubrir otras violaciones de los derechos civiles practicadas por Al Saud, y boicotearon la participación en dichos comicios teatrales.

La realidad es que el tema de los derechos de las mujeres saudíes se enfrenta a grandes desafíos. Las restricciones para las mujeres son numerosas en Arabia Saudí. Los derechos de las ciudadanas son mínimos y se violan algunos de los más básicos. No pueden viajar, conducir, tener trabajos remunerados, ni recibir educación superior, prohibiciones impuestas según los decretos religiosos (fatwa), de sus líderes wahabíes.

Varias mujeres saudíes en los últimos meses han sido encarceladas debido a conducir en sus ciudades y por otra parte, algunas de las candidatas en las elecciones municipales fueron descalificadas.

Las decisiones y medidas tomadas por las autoridades saudíes para limitar el ambiente político y social del país y las violaciones que cometen contra las mujeres, han demostrado al mundo la naturaleza de este régimen primitivo.

Arabia Saudí posee un sistema del gobierno heredado, y el pueblo saudí no tienen ningún papel en la administración y no es capaz de participar en la legislación de este país. Por otra parte, dicho país medio oriental carece de cualquier símbolo democrático, como la existencia de diferentes partidos políticos, y la libertad de prensa.

Desde el punto de vista social, esta comunidad carece de las características básicas de una comunidad moderna y es administrada según las normas primitivas.

Los puntos mencionados anteriormente, muestran que el régimen de Riad, criticado por la opinión pública, a través de las llamadas reformas limitadas pretende demostrar al mundo que el régimen dictatorial toma pasos hacia la democracia.

Cabe destacar que los consejos municipales tienen un efecto mínimo en el sistema heredado del régimen saudí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s