Las voces que Occidente no quiere escuchar

18

Desde el surgimiento de CNN hasta el papel de Al Jazzera en los acontecimientos desatados con posterioridad a los atentados del 11 de septiembre de 2001, Occidente nunca vio confrontada la información ofrecida por las grandes cadenas televisivas de noticias estadounidenses y europeas como BBC y DW…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/art%C3%ADculos/item/252205-las-voces-que-occidente-no-quiere-escuchar

Construcción de viviendas ilegales, una forma de terrorismo

21

E: Bueno, señora Nasarat Guerra Acevedo, periodista y analista internacional chilena, cuál es su opinión sobre el proyecto de construcción de viviendas ilegales de Israel en Al-Quds, por favor…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/entrevistas/item/252660-construcci%C3%B3n-de-viviendas-ilegales,-una-forma-de-terrorismo

Maduro critica esfuerzos estadounidenses para desestabilizar Venezuela

7

IRIB- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró que los estadounidenses pretenden desestabilizar a su país con una guerra como lo han hecho en Irak, Libia y Siria y el jefe del Comando Sur de EEUU, John Kelly, forma parte de esa actividad desestabilizadora.

Maduro añadió que Washington busca aplicar en Venezuela la misma política desestabilizadora que aplicó en el mundo árabe, en Oriente Medio y África.
Advirtió que si en Venezuela se perdiera la revolución se desestabilizaría toda América Latina y el Caribe y si se impusiera una contrarrevolución extremista, los revolucionarios irían a la batalla con todo.
No es la primera vez que el mandatario venezolano advierte oficialmente sobre las políticas imperialistas de los Estados Unidos. Según los expertos, Washington sigue imponiendo sanciones unilaterales contra Venezuela, aplicando sus políticas intervencionistas y creando grupos de desestabilización en el país, con el fin de perturbar la paz e intervenir en los asuntos internos del país bolivariano.
El Gobierno estadounidenses en reiteradas ocasiones ha acusado a la Administración venezolana de violar los derechos humanos, una acusación rechazada por los funcionarios del país suramericano, quienes la evalúan en el marco de las políticas intervencionistas y hostiles de los EE.UU.
Según los funcionarios venezolanos, Washington tiene como objetivo desestabilizar al país bolivariano y con el fin de alcanzar sus objetivos apoya financieramente a los grupos de la oposición, alimenta los problemas económicos y crea la guerra económica en dicho país.
Actualmente, Venezuela sufre de problemas como la recesión económica, una fuerte caída en los precios del petróleo, y la escasez de materias primas, los cuales han provocado para los opositores, una oportunidad para que aumenten sus actos de sabotaje y presiones contra el Gobierno de Caracas.
De acuerdo con el mandatario venezolano, los opositores se oponen al mantenimiento de la paz y estabilidad en el país y no les importa su patria. Las políticas estadounidenses en dicha región, muestran que Washington siempre busca crear desestabilización en los países latinoamericanos con el fin de aprovechar de sus recursos petroleros.
De todos modos, el Gobierno y el pueblo de Venezuela junto con otros países de la región siempre han resistido y continuarán resistiendo ante las políticas hostiles de la Casa Blanca.
Según los expertos, los EE.UU. han aumentado sus intervenciones en Venezuela para aumentar la violencia e incitar la oposición venezolana con el fin de sabotear las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre y preparar las condiciones para una crisis humanitaria en dicho país suramericano.
La campaña electoral para los comicios parlamentarios comenzó el pasado viernes por la mañana. En estas elecciones, consideradas como estratégicas para la continuidad de la Revolución Bolivariana, más de 19 millones de venezolanos aptos para votar elegirán a los 167 nuevos diputados de la Asamblea Nacional (AN), para un periodo de 4 años.

Violencia contra musulmanes estadounidenses

19

IRIB- Tras los atentados terroristas acaecidos en Francia, ha aumentado significativamente la violencia contra los musulmanes en los Estados Unidos.

Los líderes musulmanes en los Estados Unidos han informado sobre diferentes tipos de violencia y vandalismo contra las mezquitas en Nebraska, Florida, Texas, Kentucky, Virginia, Tennessee, Ohio y Nueva York.
En este sentido, el portavoz del Consejo de Relaciones Islámico-Americanas (CAIR), Ibrahim Hooper, declaró que el futuro de los musulmanes en Estados Unidos es borroso, ellos están experimentando crecientes comentarios islamófobos en su vida cotidiana.
Los grupos pro derechos musulmanes en dicho país, también han calificado como sin precedentes el aumento de los ataques contra los musulmanes después de los atentados terroristas en París, Francia que acabaron con la vida de más de 130 personas.
La noche del pasado viernes, París fue escenario de seis atentados simultáneos llevados a cabo por al menos ocho terroristas, siete de los cuales se hicieron estallar con cinturones explosivos.
A pesar de las alegaciones sobre la importancia de los derechos humanos en el país norteño, se ha iniciado una nueva ola de racismo en este país bajo el pretexto de los ataques terroristas del país galo. Actualmente la islamofobia se ha convertido en un gran problema para los musulmanes estadounidenses y los inmigrantes.
Sin embargo, la escalada de la violencia contra los musulmanes no se limita a Estados Unidos, ya que Canadá, su vecino del norte, también recientemente fue testigo de la quema de una mezquita en Ontario. Esto último, muestra que incluso Canadá que es famoso por la tolerancia religiosa y la igualdad de todas las religiones y razas, ha sido afectado por el fenómeno de la islamofobia. Pero en Estados Unidos, con su larga historia de racismo, la xenofobia y la islamofobia, y la continuación de nuevos acontecimientos en este campo no es sorprendente.
Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el país fue testigo de un aumento de la islamofobia y ataques contra los centros islámicos. El comportamiento inhumano de la Policía neoyorquina con los musulmanes, es un ejemplo claro de dicho aumento.
En general, el Departamento de Policía de Nueva York tiene una larga historia de actos violentos contra los ciudadanos musulmanes del país. En este sentido, desde el año 2002, la Policía ha llevado a cabo actos de espionaje contra los musulmanes en Nueva York. En el año 2011, fue revelado que los agentes habían estado espiando a musulmanes que incluso no habían cometido delito alguno.
Dicha medida de la Policía neoyorquina provocó la reacción de los musulmanes, y a finales de junio de 2013, presentaron una demanda contra la entidad del orden a un corte federal. Los abogados de los musulmanes destacaron que este comportamiento policial de Nueva York viola la primera enmienda de la Constitución, la cual garantiza la libertad de expresión, opinión y reunión, para todos los ciudadanos estadounidenses.
Cabe destacar que a pesar de las crecientes propagandas antislámicas en los medios de comunicación norteamericanos, ha aumentado en los últimos años el interés del pueblo estadounidense hacia el Islam.