Estrategia de EEUU, crear desconfianza entre Irán y países árabes del Golfo Pérsico

1

IRIB- El secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter, pidió a los Estados miembros del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico fortalecer sus fuerzas terrestres con el fin de luchar contra Irán y el grupo terrorista EIIL (Daesh en árabe).

Estados Unidos tiene presencia militar en la región del Golfo Pérsico desde hace mucho tiempo. De hecho, después de la retirada de las tropas británicas del Golfo Pérsico en 1971, Washington ha concedido gran importancia a reforzar su presencia militar en la región.

Pero actualmente, los informes afirman que el país norteño busca retirar su Quinta Flota de Baréin y que Gran Bretaña regresará a dicho país árabe. Estas medidas muestran que los cambios, sobre todo después del ataque de EE.UU. contra Irak, están ocurriendo rápidamente y al mismo tiempo está expandiendo la influencia militar extranjera en la región. Ahora, este mismo proceso continúa en el marco de la llamada coalición anti-EIIL liderada por Washington.

Sin embargo, esta coalición hasta ahora no ha conseguido logros significativos en la lucha contra los terroristas, ya que carece de la voluntad necesaria al respecto. EE.UU. por su parte, con el fin de reconstruir sus políticas en la región, trata de aplicar cambios en dicho ámbito, esto significa que bajo el pretexto de fortalecer el poder militar de los países árabes, continúa sus políticas sobre la venta de armas y al mismo tiempo ofrecer entrenamientos para utilizarlas.

En este sentido, el secretario de Defensa de EE.UU., para justificar dicha política, define una imagen peligrosa para Irán en comparación con EIIL, y así les ofrece a los países árabes la idea de participar en las operaciones militares directas.

Con el fin de poner en práctica dicha idea, la Casa Blanca, busca obtener el apoyo de Riad. Carter subrayó que si los países del Golfo Pérsico, compran armas de Estados Unidos, esto beneficiará a Washington y el régimen israelí.

En el año 2015, el Gobierno estadounidense aprobó la venta de armas a los países Kuwait y Baréin, por un valor de 150 millones de dólares; Emiratos Árabes Unidos por 845 millones de dólares y 19,5 mil millones de dólares de armas a Arabia Saudí.

La alegación de los Estados Unidos para crear una zona segura, se parece más a una sátira política. Washington, bajo la excusa del incidente del 11 de septiembre, ocupó a Irak y Afganistán, pero dicha operación militar en lugar de establecer la paz y seguridad, acabó en la formación del grupo terrorista Al-Qaeda en Afganistán y EIIL en Irak.

Por otra parte, convirtió a los grupos terroristas en una herramienta, para conseguir sus objetivos políticos, los cuales han intensificado hoy en día la crisis de los refugiados.

Mientras el mismo Washington es el responsable principal de dicha inseguridad en la región, su secretario de Defensa habla sobre nuevos planes para luchar contra los terroristas de Daesh, sin embargo, al plantear nuevas ideas, en realidad busca crear la alineación militar de los países árabes del Golfo Pérsico contra Irán.

De hecho, el núcleo de esta estrategia, es infundir miedo hacia la República Islámica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s