Irán conmemora la toma de la embajada de EEUU en 1979

11

E: Bueno señor Suheil Asad, analista internacional argentino, con ocasión de la conmemoración del día 4 de noviembre de 1979 denominado el Día Nacional de la Lucha contra la Hegemonía, día en que los estudiantes iraníes tomaron la embajada estadounidense en Teherán, conocida como “nido de espionaje”, por esta misma razón quisiéramos saber su opinión al respecto por favor…

http://spanish.irib.ir/an%C3%A1lisis/entrevistas/item/251714-ir%C3%A1n-conmemora-la-toma-de-la-embajada-de-eeuu-en-1979

Papel destacado de Irán en solucionar la crisis siria

7

IRIB- Los funcionarios de la República Islámica de Irán y de Siria, continúan sus conversaciones bilaterales paralelamente con los esfuerzos regionales e internacionales encaminados a encontrar una solución para la crisis en dicho país árabe.

El viceministro sirio de Exteriores, Faisal al-Miqdad mantuvo el martes una reunión de seis horas con el vicecanciller iraní para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian, con el fin de abordar una solución en el marco de la propuesta de la parte iraní ofrecida al presidente sirio, Bashar al-Asad.

Además de abordar los detalles de la propuesta política de Irán para resolver la crisis siria, las partes destacaron la importancia de la lucha contra el terrorismo con el fin de allanar el camino para iniciar el proceso de una solución política al respecto.

Así mismo, evaluaron la conferencia de Viena sobre Siria teniendo en cuenta la necesidad de concentrar en la lucha contra el terrorismo, una solución política y respeto al voto del pueblo sirio.

Por otra parte, el canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, reiteró el miércoles durante su encuentro con Al-Miqdad, que el futuro de Siria deben decidirlo los ciudadanos de este país y que ninguna parte les puede imponer su posición.

El viaje de Al-Miqdad al país persa para conversar con las autoridades iraníes sobre la situación de su país se produce después de que los representantes de 17 países se dieran cita el pasado viernes en Viena para abordar la situación de Siria y tratar de encontrar una solución política que ponga fin a la crisis que aqueja al país árabe.

Irán como un aliado de Siria, siempre ha considerado que una solución política a la crisis en dicho país depende de un diálogo sirio-sirio así como de votos del pueblo sirio. Teherán, por su parte, subrayó dicho enfoque durante las conversaciones mantenidas en Viena.

La postura de Irán acerca de la crisis en Siria, consiste en la lucha seria contra el terrorismo, la celebración de las elecciones y la formación de un gobierno inclusivo, con el papel directo de su pueblo. Por otra parte, el Gobierno persa no acepta ninguna precondición o plan que busque el derrocamiento del presidente Bashar al-Asad. De hecho, la postura lógica de la República Islámica de Irán, apoyada por la comunidad internacional, hizo fracasar al plan destinado a la caída de Al-Asad, planteado durante la conferencia en Viena.

La necesidad de mantener la soberanía, la unidad y la integridad territorial de Siria y la seriedad en lucha contra el terrorismo, es una prioridad para la Administración iraní, también mencionada en el comunicado final de la conferencia sobre Siria.

El principio de cualquiera diplomacia regional e internacional para resolver la crisis siria debe basarse en la voluntad de sus ciudadanos y solamente los mismos sirios deben decidir sobre el futuro de su país. Cualquier plan que ignore el papel influyente del pueblo sirio, dañaría también la perspectiva de la lucha contra el terrorismo en este país. Así mismo, apoyar el Ejército sirio, es la única manera de erradicar el terrorismo.

Las futuras conferencias sobre dicho país deben tener en cuenta los principios lógicos y las realidades en Siria, con el fin de lograr los resultados deseados, al contrario no beneficiarán al pueblo sirio ni a la paz y seguridad mundial. Ningún país permitirá que los extranjeros decidan por su futuro.

FARC pone en duda buena voluntad del Gobierno colombiano

6

IRIB- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pusieron en duda la buena voluntad del Gobierno colombiano en las conversaciones de paz y pidieron la celebración de una reunión a nivel internacional al respecto.

Mediante un comunicado leído por Carlos Antonio Lozada, alias Luis Antonio Losada, uno de los comandantes de esa guerrilla, las FARC advirtieron de que pondrán fin al alto el fuego unilateral iniciado desde el julio de 2015, si las fuerzas colombianas continúan sus operaciones militares.

Así mismo, anunciaron que el fracaso del Gobierno de Bogotá en reducir el conflicto armado en respuesta al alto el fuego unilateral de las FARC, es el principal factor de su desconfianza hacia la Administración colombiana.

La semana pasada, cuatro guerrilleros perdieron la vida en una operación militar y otros dos fueron capturados por las fuerzas gubernamentales.

En tales circunstancias, las FARC piden la celebración de una reunión de emergencia con representantes de Chile, Cuba, Venezuela, Noruega, Estados Unidos, Alemania y la Unión Europea. La cumbre probablemente tendría lugar en La Habana, la capital cubana.

Así mismo, consideró que la continua presión militar contra sus guerrilleros es una violación del acuerdo alcanzado hace un mes entre las partes. Este proceso se encuentra en una etapa crucial después de que uno de los temas principales de la agenda se resolviera el 23 de septiembre, cuando las partes determinaron un plazo máximo de seis meses para firmar la paz definitiva y anunciaron un sistema de justicia transicional que se aplicará a todos los actores del conflicto armado.

Las partes también firmaron otro pacto el pasado 18 de octubre sobre la búsqueda de los desaparecidos durante el conflicto de más de medio siglo.

El reciente comunicado ha sido emitido mientras las partes habían alcanzado un acuerdo para invitar a las Naciones Unidas y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) con el fin de monitorear el posible alto el fuego bilateral.

El presidente colombiano, recientemente había declarado que en un plazo de seis meses, las partes firmarán un acuerdo para poner fin al conflicto más largo del continente americano, pero actualmente su Administración ha sido acusada de violar el alto el fuego y sabotear el proceso de paz.

En el mes de abril, un ataque llevado a cabo por las FARC causó la muerte de 11 soldados y puso en peligro el futuro de las conversaciones de paz entre las partes.

El Gobierno de Bogotá y las FARC adelantan diálogos para acabar con un conflicto armado de más de medio siglo. De acuerdo con cifras oficiales, el conflicto armado colombiano ha dejado unos 220 mil muertos y más de 5,5 millones de desplazados.

Hasta ahora, las partes han alcanzado acuerdos parciales en reforma rural, participación política y drogas ilícitas. Los temas pendientes son el de desarme de los insurgentes y el mecanismo para refrendar el eventual acuerdo de paz.