Baréin rompe lazos con Irán

6

El Gobierno de Baréin acusó el jueves al Gobierno iraní de intervenir en sus asuntos internos, y retiró a su embajador en Irán, Rashid Saad al-Dosari, rompiendo lazos con el país persa.

El Ministerio bareiní de Asuntos Exteriores, en un comunicado, declaró persona “non grata” al encargado de negocios de Irán en Manama y le dio un plazo de 72 horas para que abandone el país, bajo el alegato de injerencia del país persa en los asuntos internos de Baréin.

La decisión de Manama tiene lugar mientras Teherán en varias ocasiones ha declarado que sería mejor que el régimen de Al Jalifa, en vez de recurrir a falsas acusaciones contra otros y aplicar mano dura contra los opositores al Gobierno, abra un diálogo político con su propio pueblo y resuelva a través de esta vía su crisis interna.

La Cancillería iraní, recomendó el 13 de septiembre, al régimen de Baréin que se enfoque en zanjar su propia crisis en vez de eludir sus responsabilidades y lanzar acusaciones infundadas contra otros países.

Mientras Baréin continua sus alegaciones contra el país persa, miles de fuerzas extranjeras, especialmente de Arabia Saudí han sido desplegadas en el país más pequeño del Golfo Pérsico, con el fin de ayudar al Gobierno de Manama a reprimir las protestas populares contra Al Jalifa.

La Cancillería bareiní acusó asimismo a Teherán de formar y armar a grupos opositores al régimen de Al Jalifa, una acusación rechazada por parte de Irán.

Desde febrero de 2011, los bareiníes protagonizan manifestaciones casi diarias contra la monarquía de Al Jalifa, para reclamar, entre otros, el fin del monopolio de poder y la injerencia extranjera, así como la instauración de un sistema constitucional y un poder judicial independiente.

Cabe destacar que la República Islámica de Irán, desde el inicio de las protestas populares, ha exigido oficialmente al Gobierno de Al Jalifa a prestar atención a las demandas del pueblo bareiní.

Pero, Manama no sólo no ha respondido a las demandas populares, sino mediante el uso de la violencia, ha asesinado a más de 200 bareiníes y ha lesionado a otros cientos.

Varios informes publicados por las organizaciones internacionales de los derechos humanos, indican que más de tres mil presos políticos, la mayoría de ellos torturados, se encuentran en las cárceles de Baréin.

En marzo de 2011, el régimen de este país árabe aprobó la Ley de Seguridad Nacional, medida legal que autorizó la entrada de tropas saudíes y emiratíes a Baréin para ayudar a las fuerzas de seguridad a reprimir las manifestaciones.

En tales circunstancias, las fuerzas bareiníes con la ayuda de las fuerzas saudíes, emiratíes, y de otros países árabes, desplegados en Baréin, reprimen las protestas populares.

El uso indebido de armas prohibidas y gas lacrimógeno por los militares de Al Jalifa para reprimir a los manifestantes ha dejado hasta ahora decenas de víctimas mortales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s