AI exige a ONU investigar crímenes saudíes en Yemen

5

IRIB- Amnistía Internacional (AI) y el Gobierno de Holanda exigieron la formación de una comisión para investigar los crímenes de guerra cometidos por Arabia Saudí en Yemen.

Durante la sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra AI pidió a Naciones Unidas crear una comisión de investigación, para esclarecer las violaciones del derecho internacional humanitario cometidos por Riad en dicho país árabe.

Los diplomáticos holandeses también, al ofrecer una resolución en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, exigieron el envío de una delegación para investigar los crímenes cometidos por las fuerzas saudíes contra la nación yemení.

Han pasado seis meses del inicio de los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí contra la nación del país más empobrecido del Oriente Medio. El 26 de marzo, Arabia Saudí emprendió una campaña militar contra Yemen, sin el aval de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero con luz verde de EE.UU., en un intento por restaurar en el poder a Mansur Hadi, un fiel aliado de Riad.

Lo que Arabia Saudí está cometiendo en Yemen, es un claro ejemplo de crímenes de guerra, de lesa humanidad y en contra la paz, los tres delitos mencionados en el Estatuto de la Corte Penal Internacional, que le permite quitar la inmunidad a las autoridades políticas responsables de dichos crímenes.

Los ataques saudíes han dejado más de 4500 muertos, y 1.5 millones de desplazados. Además 80 por ciento de la población yemení necesitan ayudas alimentarias y cerca de 2 millones de niños sufren de malnutrición, resultado de la agresión saudí contra Yemen. Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, en inglés), desde el comienzo del conflicto en Yemen, 61 hospitales y 41 colegios han quedado destruidos por los bombardeos del Ejército de Arabia Saudí.

Las estadísticas muestran que las autoridades del régimen de Al Saud han cometido los tres delitos mencionados anteriormente y deben ser condenados.

En tales circunstancias, los países, supuestos defensores de los derechos humanos, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y la Corte Penal Internacional, aún no han reaccionado al respecto de la agresión saudí contra Yemen, mientras un organismo como Amnistía Internacional ha acusado a Riad de utilizar bombas de racimo contra los civiles indefensos yemeníes, y ha pedido la formación de un comité para investigar dichos crímenes.

Lo importante es que el régimen saudí ignora las críticas internacionales al respecto, y continúa sus ataques contra el pueblo yemení.

Aun así y pese a casi seis meses de bombardeos, Arabia Saudí no ha logrado detener a las fuerzas del Ejército yemení y los combatientes del movimiento popular Ansarolá.

Anuncios

Occidente, preocupado por la presencia militar de Rusia en Siria

8

IRIB- Los funcionarios occidentales han expresado su preocupación tras el aumento significativo de la presencia militar de Rusia en Siria.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, es uno de los funcionarios que ha expresado su preocupación por la presencia militar de Rusia en Siria y ha pedido a Moscú desempeñar un rol constructivo en la crisis del país árabe.

Según Stoltenberg, el primer paso para Rusia es dialogar con EE.UU. y decir claramente cuáles son sus intenciones y luego intentar cooperar de manera constructiva con los esfuerzos de EE.UU. en la lucha contra el grupo takfirí EIIL (Daesh en árabe).

Francia y Gran Bretaña, también por su parte, han expresado su preocupación al respecto. El ministro británico de Defensa, Michael Fallon, en una rueda de prensa junto a su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, aseguró que el aumento de la presencia militar de Rusia en Siria no hace más que complicar aún más la situación que existe en dicho país árabe.

En este sentido, el secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, afirmó que a pesar del objetivo común de Estados Unidos y Rusia de eliminar al grupo terrorista EIIL, aún no está claro si los intereses de Estados Unidos sobre Siria están alineados con los de Rusia.

Pese a los comentarios alarmantes de los funcionarios occidentales al respecto, las evidencias sugieren que debido a las nuevas circunstancias en Siria, los estadounidenses han llegado a la conclusión de que deben acelerar sus consultas con los rusos para coordinar sus acciones en Siria. Varios informes muestran la posibilidad de una reunión entre los presidente de EE.UU. y Rusia en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU). El encuentro tendrá como objetivo negociar los puntos de vista de ambos países sobre la situación en Siria y Ucrania.

Actualmente, las fuerzas rusas además de realizar ejercicios aéreos, buscan llevar a cabo maniobras marítimas en las aguas de Mediterráneo Oriental y de Siria. Así mismo, hablan de la posibilidad de enviar tropas terrestres a Siria.

En los últimos días ha habido varios reportes sobre el aumento de la presencia rusa en Siria, como la construcción de una nueva base militar y el despliegue de sistemas antiaéreos y tanques. Por otra parte, la creciente amenaza de los grupos terroristas, en particular Daesh, y el peligro que presenta el regreso de los ciudadanos rusos miembros de los grupos terrorista a su país, han obligado a Moscú a aumentar sus esfuerzos en la lucha antiterrorista en el Medio Oriente.

Además, los estadounidenses han dado cuenta de que para poder solucionar las cuestiones regionales como la crisis siria, necesita la ayuda de Rusia, y sin la colaboración del gigante asiático no logrará resolver dichos problemas.

Sin embargo, Moscú critica abiertamente la actual política de Washington sobre Siria y también en la lucha contra los terroristas. Cabe recordar que Washington y sus aliados occidentales y árabes, continúan sus alegaciones sobre la lucha contra EIIL, mientras ellos mismos han jugado el principal papel en la formación, entrenamiento y equipamiento de dichos terroristas.

Se parece que los occidentales reconocerán finalmente la presencia militar de Rusia en Siria, e iniciarán una colaboración con ellos al respecto.