EEUU continúa su política de iranofobia

3

IRIB- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, durante una reunión mantenida en Londres con su homólogo emiratí, Abdulá bin Zayed, declaró que Washington y los países árabes del Golfo Pérsico están de acuerdo en la necesidad de continuar la cooperación para enfrentarse con el supuesto comportamiento desestabilizador de Irán.

Si bien, las alegaciones antiranies de EE.UU. han perdido su relevancia tras la firma del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) entre Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), el Gobierno estadounidense todavía no ha cesado su proyecto de iranofobia.

El mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, recientemente durante una entrevista concedida a la cadena de noticias CNN, declaró que reducir la denominada preocupación por las políticas regionales de Irán, es su siguiente paso tras la firma del consenso nuclear.

Así mismo, las autoridades estadounidenses, durante los últimos meses, han mantenido diferentes reuniones con sus aliados tradicionales y los países árabes vecinos de Irán, con el fin de asegurarles que harán todo lo posible para garantizar su seguridad ante las “amenazas del país persa”.

Cabe mencionar que el proyecto de iranofobia de Washington busca varios objetivos. Según algunos informes, los acuerdos armamentísticos firmados entre EE.UU. y los países del Golfo Pérsico, durante los últimos años, han alcanzado a más de 200 mil millones de dólares, mientras que dichos gastos no benefician a la seguridad de la región.

Los países árabes de la región, teniendo en cuenta las pasadas experiencias, saben que provocar tensiones en sus lazos con el país persa, no solo no ha tenido ningún beneficio para ellos, sino se han visto obligados a pagar por sus errores, reconocer el apoyo financiero y armamentístico al régimen dictatorial iraquí de Sadam Husein, es una clara muestra de esa realidad.

No obstante, los vendedores de armas occidentales, han sido capaces de mover su economía en recesión mediante el comercio de armas con los países árabes, en especial Arabia Saudí. Algunos informes sugieren que los fondos del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico tienen más de 2 trillones de dólares y está claro que la compra de misiles y cazabombarderos avanzados puede restaurar esta economía en recesión con sus dólares petroleros.

Dichos gastos inútiles, no ayudan a establecer la seguridad regional, y en vez de hacer esos gastos vanos podrían utilizarlo en mejorar la situación de la vida de sus naciones. Así mismo, en lugar de ocuparse de las amenazas ficticias, deben sobre todo aplicar reformas políticas y crear empleos, ya que más del 30 por ciento de los jóvenes saudíes están desempleados.

Las autoridades estadounidenses tratan de mostrar al mundo que Irán es una amenaza para los Estados regionales, mientras que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró el viernes en una entrevista concedida al diario panárabe Asharq al-Awsat, que Teherán desempeña un importante papel en Oriente Medio, por lo tanto, la ONU se está esforzando en aprovechar de estas ayudas para encontrar una solución viable a la crisis regional.

En realidad, Washington ha convertido a los países árabes de la región en una herramienta para destruir el Oriente Medio, y los ha incitado a desempeñar un papel destructivo en Siria, Irak, Yemen y Baréin, y de este modo, desatender la lucha contra las principales amenazas de la región, como el régimen sionista y el terrorismo de EIIL (Daesh en árabe).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s