Ven con nosotros a Irán (132) +audio

23

La ciudad de Shahrud, que se encuentra en el extremo oriental de Semnán sobre una superficie aproximada de 51.000 km2 y a 1.380 metros de altura sobre el nivel del mar, es la más amplia y poblada de esta provincia. El nombre de Shahrud se ha mencionado en el libro sagrado de los Zoroastros, Avesta. El casco principal de esta urbe se formó alrededor de un gran río denominado también Sharudy, de ahí proviene el nombre de la ciudad…

http://spanish.irib.ir/component/k2/item/245931-ven-con-nosotros-a-ir%C3%A1n-131

Anuncios

EEUU prorroga sanciones contra Cuba

6

IRIB- El presidente de EE.UU., Barack Obama, prorrogó el viernes un año más las sanciones comerciales contra Cuba, basándose en la Ley del Comercio con el Enemigo.

Obama tenía que decidir antes del próximo lunes, 14 de septiembre, si prolongaba el embargo a Cuba bajo la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 al que el entonces presidente John Kennedy recurrió en 1962 para imponer el embargo económico a la isla y que desde entonces han renovado, año tras año, los nueve siguientes presidentes.

Obama, al tomar esa decisión, destacó otra vez más su política hostil contra La Habana, e ignoró los esfuerzos realizados durante los últimos meses por las partes con el fin de normalizar los vínculos bilaterales.

Cuba es actualmente el único país del mundo sancionado bajo esa ley, que autoriza al presidente de EE.UU. a imponer y mantener restricciones económicas a Estados considerados hostiles.

Estados Unidos y Cuba tras 18 meses de negociaciones secretas mediadas por el Vaticano, el 17 de diciembre de 2014 anunciaron mediante un comunicado conjunto la reanudación de sus relaciones diplomáticas y la liberación de sus prisioneros encarcelados en ambos países.

Luego, en abril de 2015, el mandatario estadounidense inició los diálogos oficiales con su par cubano, Raúl Castro. Ambas partes, desde que anunciaron la reanudación de sus lazos bilaterales, han mantenido varias reuniones, y así ha sido allanado el camino para poner fin a 55 años de relaciones hostiles.

Sin embargo, la Casa Blanca con su postura hostil contra La Habana, trata de intervenir en los asuntos internos de dicho país centroamericano.

Tras la victoria de la Revolución Cubana liderada por Fidel Castro, EE.UU. tomó su postura basada en la enemistad contra Cuba y al no poder derrocar al Gobierno de Castro en la invasión de Bahía de Cochinos, impuso las sanciones económicas contra dicho país.

Desde el año 1960, Washington amplió las sanciones contra zonas comerciales, económicas y financieras de Cuba, conocidas como “El bloquea”.

La política de las sanciones anticubanas ha provocado controversias a nivel mundial, y la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), mediante diferentes resoluciones ha pedido en varias ocasiones el fin de dichos embargos.

Según el canciller cubano, Bruno Rodríguez, los daños humanos causados por las sanciones estadounidenses contra el pueblo cubano, es incalculable. Las sanciones han provocado muchos problemas para el pueblo cubano y constituyen una violación grave y sistemática de los derechos humanos.

Se parece que a pesar de las alegaciones de Obama sobre el cambio en la política estadounidense hacia Cuba, pero Washington continua su postura tradicional al respecto. Sin embargo la normalización de los lazos bilaterales tiene serios opositores en el Congreso estadounidense, y por otra parte, los cubanos residentes en EE.UU. y su lobby poderoso siempre han expresado su oposición con los esfuerzos para mejorar dichos vínculos.

Obama pretende hacer un mundo seguro

3

IRIB- La portavoz de la Cancillería iraní, Marzie Afjam, declaró que el mundo se sentirá más seguro si Estados Unidos, deja de lado su postura política intimidante e invita a sus aliados a adoptar similar posición.

En respuesta a un comunicado emitido el jueves por el presidente estadounidense, Barack Obama, Afjam añadió que Irán es el eje de la estabilidad y la seguridad de la región y que el mandatario de EE.UU. busca evadir la realidad de que el fracaso de su política de presión y embargos contra Irán obligó a Washington a entrar en diálogo con Teherán.

Después de que el Senado no pudo bloquear el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), Obama mediante un comunicado declaró que esta votación es una victoria de la diplomacia, para la seguridad nacional de Estados Unidos y la seguridad del mundo.

El alegato de la Casa Blanca para hacer un mundo más seguro, es como una sátira política. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, Washington invadió Afganistán y luego Irak bajo dicho pretexto, pero no pudo lograr sus supuestos objetivos.

En aparente contradicción con sus alegatos, EE.UU. creó Al-Qaeda con el fin de conseguir sus objetivos políticos, y hoy en día el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) es otro resultado de sus políticas erróneas. La opinión pública y las víctimas del belicismo estadounidense que se han convertido en una avalancha de refugiados a Europa, consideran a Washington como el responsable de la inseguridad y la propagación del terrorismo en la región, y Obama es quien debe responder al respecto.

El mundo ya sabe que la raíz de la inseguridad e inestabilidad en la región es el régimen sionista apoyado por EE.UU. los movimientos políticos de la Casa Blanca en la región, la venta de armas avanzadas y el apoyo destinado a los invasores contra los pueblos de Palestina, Siria, Irak y Yemen, incluyen los ejemplos de las acciones estadounidenses en aumentar la inseguridad y la inestabilidad en la región.

En relación con Irán, Obama logró superar un desafío interno después de que el Senado aprobara el Plan Integral de Acción Conjunta, pero al mismo tiempo, está preocupado por la oposición y su impacto en las próximas elecciones presidenciales, y por otra parte está tratando de asegurar al lobby sionista que existe un consenso entre ellos que el país persa es la causa de la inestabilidad y la inseguridad en la zona.

Pero la realidad es que los Estados Unidos fue obligado a abandonar sus posturas basadas en las demandas excesivas tras las conversaciones nucleares entre Teherán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Lo que es cierto es que en primer lugar el pacto nuclear puso fin a una crisis artificial basada en motivaciones políticas antiraníes, y por otra parte, Washington estará aislado en el caso de que cambie su camino de otros países del Sexteto.

En realidad, el principal problema de EE.UU. es que en lugar de aceptar la realidad trata de cambiarla con sus justificaciones irrelevantes.