Odio internacional al régimen de Al Saud

8

IRIB- La escalada de violaciones de los derechos humanos en Arabia Saudí y la falta de perspectiva de un cambio político tras la muerte del rey Abdolá bin Abdelaziz, han aumentado las preocupación sobre la situación humanitaria en dicho país.

Por otra parte, las políticas expansionistas y bélicas del régimen de Al Saud contra los países regionales, han provocado la reacción a nivel internacional.

En este sentido, la visita del rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, a la Casa Blanca, provocó el viernes la protesta de activistas y organizaciones de Derechos Humanos (DD.HH.) en la ciudad capitalina de Washington.

Según informó el diario estadounidense USA Today, durante la reunión mantenida entre el presidente de EE.UU., Barack Obama, y el rey de Arabia Saudí, en las afueras de la Casa Blanca, activistas de DD.HH. protestaban la visita.

Las organizaciones pro derechos humanos han anunciado que Riad ha ejecutado un gran número de sus nacionales, ha reprimido y encarcelado a los opositores y tiene políticas discriminatorias hacia los hombres y mujeres y las minorías religiosas.

La directora del Observatorio de los Derechos Humanos en Medio Oriente, Sarah Leah Whitson, declaró que durante los siete meses del inicio del mandato de Salman bin Abdelaziz, el mundo no ha visto una señal que indique la disposición de Riad para poner fin a los abusos y violaciones de los derechos humanos.

También criticó la intervención militar de Riad contra Yemen y subrayó que los ataques terrestres y aéreos apoyados por EE.UU., contra los civiles indefensos y el uso de bombas de racimo, son considerados crímenes de guerra.

Los analistas políticos creen que la muerte del rey Abdolá de Arabia Saudí y la llegada de Salman bin Abdelaziz, no provocó cambios en el historial negro de derechos humanos de dicho país.

De todos modos, hacer caso omiso a las violaciones masivas de los derechos civiles por el régimen saudí y la oposición de Riad con la aplicación de las reglas democráticas en el país, han convertido a Arabia Saudí para la comunidad internacional en un país atrasado que es administrado con políticas medievales

En este contexto, no existen en dicho país los símbolos de la democracia, como la celebración de elecciones, existencia de varios partidos políticos, la libertad de prensa. En tales circunstancias, el régimen de Al Saud trata de mantenerse en el poder reprimiendo a su pueblo.

Las acciones y políticas represivas del régimen de Al Saud que no tienen fronteras, han convertido al país en uno de los centros de violación de los derechos civiles en el ámbito internacional.

Debido a las políticas intervencionistas de Riad en los países regionales como Baréin y Yemen, y su colaboración con los occidentales en sus políticas hostiles hacia Siria, Irak y El Líbano, la comunidad Internacional le considera como un régimen antidemocrático y represivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s