G. Bretaña y el futuro de sus relaciones con Irán

9

IRIB- El canciller del Reino Unido, Philip Hammond, durante una entrevista concedida el sábado a la cadena iraní de noticias IRIBnews, declaró que no es posible cambiar lo que sucedió en el pasado y volver a escribir la historia.

Al mencionar los temas bilaterales, regionales e internacionales abordados con las autoridades iraníes durante su estancia en la ciudad capitalina de Teherán, que visitó para reabrir la embajada británica, afirmó que, ambos países están decididos a resolver pacíficamente los desafíos a través de los diálogos bilaterales, y en vez de enfocarse en las circunstancias de los siglos XIX y XX, los dos países deben seguir adelante para lograr relaciones positivas en el siglo XXI.

Según Hammond, Londres y Teherán tienen posturas comunes y también, diferentes en algunos temas, sin embargo, ambos países tienen un análisis parecido sobre los desafíos que amenazan al mundo.

Dichas afirmaciones parecen lógicas, pero sin duda deben basarse en un predeterminado positivo, algo que muestre un cambio en las políticas del Gobierno británico.

Una mirada general hacia las relaciones entre Irán y Gran Bretaña en las últimas décadas, indica que después de la nacionalización de la industria petrolera de Irán en 1953, los británicos tomaron una postura poca amistosa sobre el país persa, y dichas políticas se intensificaron tras la Revolución Islámica de Irán.

El cierre de la embajada británica en Irán después de la Revolución Islámica y su reapertura tras 10 años (1988), ruptura de las relaciones diplomáticas como el resultado del apoyo de Londres al apóstata Salman Rushdie (escritor del libro blasfemo Versos satánicos) en 1989 y de nuevo la reanudación de lazos en 1990, y por último la reapertura de las embajadas de ambos países la semana pasada tras cuatro años de relaciones congeladas , muestran los altibajos existentes en los vínculos Teherán-Londres.

Actualmente, la política exterior del undécimo Gobierno iraní se basa en la interacción con los diferentes países, la cual destaca que se debe aprovechar positivamente de la oportunidad creada tras el viaje del canciller británico al país persa. Como afirmó el presidente iraní, Hasan Rohani, en las situaciones actuales, las autoridades de ambos países tienen la responsabilidad de reconstruir las relaciones bilaterales basadas en la confianza mutua.

Gran Bretaña juega un papel importante política y económicamente en el continente europeo, así que esta función puede ayudar a resolver los problemas regionales. Irán, por su parte, disfruta de una posición influyente, de poder económico, de estabilidad política y de una democracia, por eso, estos dos países pueden cooperar en muchos temas como en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, así como, en la economía.

A modo de colofón, se puede considerar importante la decisión del canciller británico sobre un cambio en la estrategia de su país, y un programa integral sobre el futuro de sus lazos con el país persa. Sin embargo, no se debe tomar pasos apresurados para el futuro de las relaciones entre los dos países teniendo en cuenta su pasado, ya que aún existen serias diferencias sobre varios temas relacionados con la política exterior de dichos países. Aunque, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, cree que mediante el dialogo se puede eliminar dichos desacuerdos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s