Visita del canciller italiano a Irán

5

El ministro italianio de Exteriores, Paolo Gentiloni, quien al frente de una delegación de alto nivel, arribó el viernes por la tarde a Teherán, se reunió el sábado con su homólogo iraní, Mohammad-Yavad Zarif, para abordar una agenda sobre asuntos bilaterales y de la actualidad regional e internacional.

Hace unos días y en vísperas de su viaje a Teherán, en una entrevista con la televisión estatal italiana, Gentiloni calificó a Irán como un actor clave en la solución de las crisis regionales, al tiempo que subrayó que Teherán desempeña un papel muy importante en la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

La visita del titular italiano a Teherán reviste importancia en distintos aspectos. En lo referente a las relaciones bilaterales, se nota un antecedente de notables interacciones económicas y comerciales, de manera que Italia siempre ha sido uno de los más importantes socios europeos del país persa en los sectores económico y comercial.

También las relaciones políticas de Teherán con Roma siempre han estado basadas en el respeto mutuo, y han sufrido menos altibajos con respecto a otros países europeos.

Además de este antecedente positivo, después de la subida al poder del actual Gobierno persa en agosto de 2013, Italia se adelantó a otros Estados europeos, ya que su entonces canciller, la señora Emma Bonino, fue el primer ministro europeo que llegó a Teherán donde se reunió con su homólogo iraní, Zarif, y con otras autoridades locales.

En encuentro con Zarif, en diciembre del mismo año, Bonino anunció que la futura elaboración de la hoja de ruta de la cooperación económica, industrial, científica y cultural entre ambos países.

El conflicto sirio y la cooperación irano-italiana para realizar iniciativas conjuntas en Afganistán fueron otros temas abordados en las pláticas con Bonino en Teherán.

Después de Bonino, una delegación parlamentaria italiana también visitó la capital persa en abril de 2014 y al concluir su viaje, subrayó a través de un comunicado que Italia a lo largo de la historia siempre ha servido de puente de comunicación y cree que Irán debería participar en los esfuerzos destinados a imponer estabilidad en toda la región, desde Afganistán hasta Irak, y desde Siria hasta El Líbano y Palestina.

Ahora la visita del canciller italiano, Paolo Gentiloni, a Teherán se produce en momentos en que Teherán se encuentra platicando con el Grupo 5+1 para alcanzar un acuerdo nuclear definitivo antes del 31 marzo.

Italia, aunque no forma parte del grupo 5+1, siempre ha apoyado dichas negociaciones y es optimismo sobre el logro de un acuerdo.
Dada la política de Teherán y Roma de incrementar sus vínculos y cooperación en distintos rubros, el viaje de Gentiloni a Irán puede repercutir positivamente en las relaciones bilaterales y regionales de ambas capitales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s