¿Sin comentario?

tabar

Esta vez no pensamos escribir “Sin Comentario”.
¡Deseamos saber qué título elige usted para esta caricatura!

Anuncios

El Golfo Pérsico, según documentos históricos

4

En el calendario de la República Islámica de Irán, el 10 de Ordibehescht, que corresponde al 30 de abril, ha sido denominado como el Día Nacional de Golfo Pérsico. Estos esfuerzos comenzaron a raíz de la política colonial de Inglaterra en la región del Golfo Pérsico, en el siglo XX. Un diplomático británico publicó un libro sobre la costa sur del Golfo Pérsico, donde determinó estas aguas con un nombre falso, el cual fue acogido por una serie de Estados árabes de la región. En ese momento, Irán protestó, pero el británico no corrigió su error y, de vez en cuando, algunos funcionarios de gobiernos de la región utilizan esta falsa nominación. Por ejemplo, el exdictador iraquí Saddam Husein, después de la victoria de la Revolución Islámica en Irán empezó a lanzar falsas afirmaciones sobre la soberanía iraquí del río fronterizo Arwand y alentó a declarar como árabe las regiones sureñas de Irán, y tras esto, con ayuda externa inició su ofensiva militar contra Irán. Esta guerra, tras ocho años finalmente llevó al fracaso a los miembros del partido Baas iraquí, pero el sabotaje occidental no finalizó ahí y continúa hasta ahora.

Han pasado unos 10 años desde que el nombre del Golfo Pérsico ha sido tergiversado en el Atlas Mundial de la Sociedad Nacional de Geografía. Estas acciones maliciosas que carecen de base científica, fueron respondidas con la protesta y la ira de los iraníes dentro y fuera del país persa. Una de estas medidas fue el envío de mil correos electrónicos por medio de Internet con más 120 mil firmas a dicho instituto y una carta de protesta, tras lo cual, su director se vio obligado a pedir disculpas a la nación iraní y retiró el nombre falso. Este incidente llevó a la intensificación de activistas internacionales a favor de Irán. Usuarios de Internet, sobre todo de las redes sociales, se unieron a este movimiento nacional. Ellos lucharon para justificar la validez del nombre Golfo Pérsico y para reconstruir la historia de este nombre en la esfera mundial. Uno de estos movimientos fue nominar en el calendario el día 10 de Ordibehesht (30 de abril) como Día Nacional del Golfo Pérsico pues coincide con la expulsión del Ejército portugués del Golfo y del estrecho de Ormuz en el año 1622, durante el reinado del monarca safávida Shah Abas I (1587-1629).
Ahora nos gustaría mencionar algunas evidencias históricas de la legitimidad del término “Golfo Pérsico”. Los geólogos griegos aseguran que el Golfo Pérsico hace alrededor de 500 mil años se formó en el borde de las llanuras del sur de Irán y tomó su forma actual con el transcurso del tiempo y como consecuencia de los cambios en la estructura externa y tectónica. Hoy en día, el Golfo Pérsico se ha convertido, debido a sus ricos recursos petroleros, en una zona de gran importancia. Geógrafos musulmanes y cronistas como Tabari, Masudi y Yaqubi escribieron en sus obras sobre áreas alrededor del Golfo Pérsico durante el período preislámico en Irán. Ibn Hauqal Baghdadi (siglo X) escribió en su Kitab -ul Surat -ul Ars (El libro de la imagen de la Tierra): “Como se ha dicho una y otra vez el mar Pérsico es un mar del océano que rodea el mundo y que China se desvía de este. Este mar comienza a partir de las áreas de Sindh y Kerman y sube hasta todos los territorios llamados Pars (Persia) mar porque Pars (Fars, Irán) es más desarrollado que cualquier otro país y los reyes locales han tenido su más firme soberanía desde la antigüedad”.
El nombre del Golfo Pérsico existe en muchos mapas antiguos del mundo. El geógrafo griego Anaximandro, que vivió en el siglo VI a. d C, en el mapa del mundo, nombró el Golfo Pérsico. Esta obra existe en el libro Kleinere Schriften como un documento histórico. También, uno de los geógrafos griegos más famosos de los siglos V y VI antes de Cristo, Hectaeus, hizo un mapa del mundo en el que trazó las aguas oceánicas que rodean los continentes y también en esta carta menciona al Golfo Pérsico como mar Pérsico.
Según los documentos disponibles, correspondientes al octavo milenio antes de Cristo, el Golfo Pérsico fue una vía utilizada para asuntos militares y comerciales del Viejo Mundo. En las inscripciones de Darius, de la época aqueménides, que pertenecen al año 505- 518 antes Cristo, encontradas en Egipto durante la construcción del Canal de Suez, hay esta frase que dice “mutatis mutandis de Pars”, es decir, “un mar que emana desde el Golfo Pérsico”.

Los iraníes, en la época de Aqueménidas, llamaron a este mar “mar persa” o “parsa deraya”. En las inscripciones del rey persa Darío que se encontraron en el estrecho de Ormuz, se ve una frase sobre un mar que se origina en “Pars río”.
En el libro “Hodod-al-alam” (límite del mundo), considerado el libro más antiguo de la geografía en persa y que fue escrito hace unos mil años antes, se lee: “El Golfo Pérsico comienza en la frontera Pars y se va extendiendo en anchura hasta las fronteras de Sindh”.
De acuerdo con los libros de historiadores y geógrafos griegos antes de Cristo, como Herodoto, Ketzyas, Gezenefon, los griegos fueron los primeros que llamaron a estas aguas “persa” después de Irán que las denominó “parse” o “persa” y “Persépolis”, es decir, la ciudad o país de los persas. El líder macedonio “Nenarjus” también consideró famoso al mar Pars. Él en el año 326 antes de Cristo por orden de Alejandro de Macedonia, pasó el Río de Sindh y navegó por el mar de Mocran (Omán) hasta desembocar en el Golfo Pérsico, según escribe en su biografía sobre este viaje.
También en los libros geográficos latinos, las aguas sureños de Irán, (a saber, mar de Makran y el Golfo Pérsico) han sido llamadas “mare persicum”, es decir el mar persa.
Así, historiadores y geógrafos griegos antes de Cristo, al explicar la situación de aquel entonces, es decir la era de la caída del gobierno Ilamischen y la formación del gobierno Modes y la toma del poder de Aqueménida, llamaron al mar Makran y el Golfo Pérsico como mar Pérsico.
Después de la aparición del Islam y la propagación de esta religión en Irán, en el siglo séptimo después de Cristo, nadie estaba dispuesto a cambiar el nombre “Mar Pérsico” y los iraníes y árabes musulmanes lo llamaban “Golfo Pérsico” o en árabe “Bahr-ul Farsi”. Además, este nombre también fue respetado por los otomanos y gente de otras naciones. Los investigadores musulmanes del siglo XV como Estajri, Masoodi, Abureihan Biruni, Mostofi, Naser Khosro, Mohad ibne Hoghal, entre otros, tienen obras que mencionan las aguas del sur de Irán bajo el nombre de Bahr -e Fars, Al Bahr -ul Farsi, al Chalidsch al persa y persa, al citar el Mar persa o el Golfo Pérsico. De ellos hay mapas en los que incluso el océano Índico es conocido como el Bahr -ul Farsi, a saber Mar Pérsico.
Incluso en los documentos estatales, el nombre utilizado fue “mar Pérsico” o “Golfo Pérsico” y están presentes en todos los contratos que se firmaron entre el Gobierno iraní y los portugueses o los Estados españoles, británicos, holandeses, franceses y alemanes, e incluso, desde el siglo XVI en los textos de los Emiratos Árabes Unidos el nombre “Chalidsch al Farsi” se utilizó en correspondencia al “Golfo Pérsico”.

Entre los muchos otros registros y documentos en los que el término “Golfo Pérsico” se utiliza con su equivalente en árabe, se encuentra la Declaración de Independencia de Kuwait, que en el año 1961 acordaron el emir de este Estado árabe y los representantes de Gran Bretaña. En este escrito, el Golfo Pérsico se designa como Chalidsch al Farsi.
Además de todos estos documentos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha anunciado varias veces que el nombre histórico y autentico de este canal sureño de Irán es Golfo Pérsico. Esta organización internacional declaró el término “Golfo Pérsico” como un nombre que se ha empezado a utilizar desde el inicio del siglo XX en sustitución del nombre antiguo de “Mar Pérsico”. La Secretaría de la ONU, en el documento fechado el 5 de marzo de 1971, en conformidad con las costumbres de esta Secretaría, según documentos y mapas geográficos, declara que la zona de aguas entre Irán al norte y al este, y una serie de países árabes al sur y al oeste, se debe nominar “Golfo Pérsico”. En una segunda declaración correspondiente al 10 de agosto de 1984 se recalca lo mismo y es interesante saber que este documento ha sido firmado por todos los 22 países árabes.
Por lo tanto, se puede decir que desde el comienzo de la historia, las aguas que separaran la meseta de Irán de la península de Arabia Saudí han sido llamadas en la historia “Mar persa” o “Golfo Pérsico” y no han sido llamadas de forma diferente en ningún periodo de la historia.