Informes focalizados de la ONU sobre crisis de Siria

2

En una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, mantenida el jueves durante dos horas, se brindaron informes a petición de los países opositores al Gobierno de Siria sobre la crisis que vive este país.

 
En la reunión, presentaron sus informes Valerie Amos, coordinadora de Asuntos Humanitarios de la ONU; Laila Zarooghi, secretaria de Estado Adjunto para los niños en situación de conflicto armado; Zainab Banbura, representante del secretario general sobre la violencia contra las mujeres; y Antonia Gutres,  comisionada para los refugiados de la organización.
Los puntos importantes de los informes expuestos en esta cita enfatizan la catástrofe humanitaria y la situación irreversible, así como la violencia sexual contra las mujeres en Siria. En esta reunión se dijo que más de 6 millones 800 mil ciudadanos sirios necesitan ayuda humanitaria urgente.
En estos informes lo único que destaca es que en ningún momento se menciona a las personas culpables que crearon esta grave situación en Siria.
En este sentido, el embajador sirio en la ONU, Bashar Jafari, que también estuvo presente en dicha reunión, criticó la mirada unilateral de los informes dados a conocer en la reunión y declaró que los reportes solo muestran la primera parte de la violencia y la emergente situación humanitaria en Siria pero no mencionan en ningún momento a los culpables y los objetivos que persiguen al crear esta situación.
Jafari instó a las partes extranjeras, especialmente a  Turquía, Arabia Saudí, Catar y el régimen sionista, a no enviar armas a los insurgentes y dejar de  entrenar a terroristas, pues, de lo contrario, son responsables de la crítica situación humanitaria, la masacre de la población civil, incluidos los niños, la violencia contra las mujeres y, en general, de complicar la situación en Siria.
El embajador sirio ante la ONU, Bashar Yafari, también pidió la imparcialidad del organismo al respecto.
El diplomático sirio puso énfasis en su discurso en el papel de Turquía, Arabia Saudí, Catar y el régimen de Israel en el agravamiento de la crisis siria y se refirió a los informes de organizaciones no gubernamentales los cuales señalan que los grupos armados utilizan niños para llevar a cabo actos de violencia y vandalismo en el país árabe.
El punto importante tras la reunión diplomática para tratar el tema sirio fueron las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores de Catar. El titular catarí, en una entrevista con la cadena de televisión alemana Deutsche Welle, reconoció que su país apoya armamentísticamente a los terroristas activos en Siria.
El reciente informe del comité de investigación internacional demuestra que los grupos armados violan los derechos de los niños, heridos y enfermos, prohibiendo el envío de ayudas, ha recordado.
Bashar Jafari solicitó al Consejo de Seguridad de la ONU presionar a los países que apoyan a los grupos terroristas en Siria.
El apoyo de algunos países occidentales y árabes a los grupos armados y terroristas en Siria ha convertido este país en escenario de medidas violentas contra los ciudadanos y fuerzas de seguridad.
Desde hace más de dos años, Siria es escenario de disturbios perpetrados por grupos armados, financiados y dirigidos desde el extranjero, cuyo propósito es derrocar el Gobierno de Damasco.
Anuncios